Cómo cuidar la salud dental en el embarazo

salud dental y embarazo

Existen estudios científicos concluyentes que establecen una relación directa entre una mala salud dental y los partos prematuros. Ante esta evidencia, los médicos recomiendan a las mujeres extremar el cuidado de sus dientes y encías durante el embarazo. La complicación más habitual en los meses de gestación es la gingivitis. Se trata de una enfermedad periodontal que afecta a los tejidos que sirven como soporte a las piezas dentales. En la mayoría de los casos, supone la inflamación de las encías, aunque también puede dañar los ligamentos periodontales y los alvéolos dentales.

La gingivitis aparece por los efectos negativos que tiene la placa sobre la cavidad bucal. Este material formado por bacterias y restos de alimentos, si no se elimina, se convierte en sarro y su acumulación puede dar lugar a problemas periodontales. Hay varias causas que explican la elevada incidencia de la gingivitis en el embarazo. Entre ellas, destaca el aumento del flujo sanguíneo que se produce durante la gestación.

Además, el desajuste hormonal que tiene lugar en el cuerpo de una embarazada también puede contribuir al desarrollo de esta enfermedad, ya que las encías y los dientes están más indefensos ante los agentes bacterianos presentes en la placa. Los vómitos que tanto padecen algunas mujeres que están encinta pueden, asimismo, afectar a las encías por la acción del ácido estomacal.

Tratamiento periodontal

Lo habitual es que la gingivitis en el embarazo aparezca en el segundo mes. Los cuadrantes dentales anteriores sueles ser los más perjudicados por esta enfermedad periodontal, aunque puede darse en cualquier zona. La mayoría de los especialistas aconsejan desarrollar un programa para controlar la placa desde el primer momento de la gestación. No obstante, si la mujer necesita otros tratamientos adicionales, es recomendable posponerlos al segundo trimestre, cuando el feto ya esté más formado.

Los procedimientos quirúrgicos de gran envergadura o las reconstrucciones de piezas dentales es preferible dejarlos para después del parto. La anestesia local y los fármacos no son recomendables durante la gestación, por lo que es difícil llevar a cabo estas intervenciones durante ese tiempo. Es fundamental tener en cuenta que las radiografías también deben evitarse hasta que nazca el niño.

Hay cierta controversia acerca de la conveniencia de administrar aportes de flúor durante el embarazo. Algunos médicos defienden que es beneficioso para la formación de la dentadura del bebé. Sin embargo, otros aseguran que no hay evidencias fiables de que el flúor atraviese la placenta y llegue al feto.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>