Los estiramientos para embarazadas son ejercicios especialmente útiles. El aumento de peso de las mujeres durante la gestación se sitúa, según los expertos, en una media de entre 11,5 y 16 kilos para mujeres de peso normal. En el caso de mujeres con un peso por debajo de lo normal, este incremento de peso puede llegar a alcanzar los 18 kilos. Este aumento de volumen, unido a los cambios hormonales propios del proceso y a la menor movilidad de la mujer a lo largo de estos meses, hace que los músculos y las articulaciones se anquilosen y sufran más de lo necesario.

Practicar por grupos

Practicar estiramientos durante el embarazo, especialmente en las horas de la mañana, puede resultar tremendamente beneficioso para lumbares, abdomen, tren inferior, isquiotibiales y zona de los glúteos. Bastan entre 10 y 20 minutos diarios para realizar tablas sencillas, que no requieren de un esfuerzo especialmente intenso.

Prueba, por ejemplo, a situarte de pie, con la espalda recta y las rodillas en semiflexión. Extiende un brazo hacia arriba y mantén la posición unos 10 segundos. Luego, haz lo mismo con el otro brazo y repite tres veces. Para los gemelos y el tren inferior en general, sitúate en un escalón poco pronunciado (o en un saliente poco elevado), con las puntas de los pies ligeramente apoyadas en el. Con la espalda y piernas completamente rectas prueba a elevar y bajar los talones lentamente. Repite diez veces. Otro buen ejercicio de estiramiento para el tren inferior consiste en situar tu pie sobre un banco o taburete, creando un ángulo recto sobre la base del mismo y sin doblar las rodillas. La otra pierna, la que está apoyada sobre el suelo, se flexiona y mantiene la flexión durante un minuto. Luego se cambia la pierna de apoyo y se repite un par de veces.

Para estirar y tonificar las cervicales, un buen ejercicio es que te pongas recta e inclines suavemente hacia un lado el cuello, mientras te ayudas del brazo y dejas que el que se mantiene libre baje ligeramente. Posteriormente, cambia de brazo y repite en dos ocasiones. En el caso de los glúteos, un ejercicio de estiramiento sencillo es colocarte de pie y subir ligeramente una pierna recta tras el cuerpo, mientras la otra nos sirve de apoyo. Mantenemos la posición unos 5-7 segundos y procedemos a realizar el mismo movimiento con la otra pierna.

Los mejores estiramientos para embarazadas
Puntua este artículo