Yoga para embarazadas

yoga para embarazadas

El yoga para embarazadas es uno de los deportes más recomendables. Durante el embarazo, especialmente cuando éste se encuentra en las fases más avanzadas, hay que escoger actividades físicas que tengan una mezcla de ligera exigencia física, de manera que favorezcan la tonificación muscular, y suavidad, de modo que se amolden a las circunstancias físicas de la mujer. Es por eso que una práctica milenaria como el yoga es perfecto para la mujer durante la gestación. Dentro de las tres ramas básicas (raya, gñana y karma yoga) existen diferentes variedades. Hay modalidades que se han adaptado especialmente para ‘occidente’ y, en concreto, para su puesta en práctica por mujeres encinta.

 

Beneficios del yoga para embarazadas

 

Por ejemplo, en el Hatha Yoga (el más popular y difundido a nivel mundial), la respiración y la relajación son factores esenciales. Ésta modalidad se fundamenta en la adopción de una serie de posturas, denominadas ásanas, que tratan de conseguir el equilibrio para la meditación. Precisamente, una de las ventajas del yoga para embarazadas es que se centra, en gran medida, en ejercicios ligados a la meditación y la relajación, tremendamente útiles para afrontar las exigencias físicas y el estrés de la fase final del embarazo.

 

Del mismo modo, los ejercicios de Hatha yoga implican un control y cadencia en la respiración que, en cierta medida, resultan similares a los que realizan las mujeres en las clases de preparación al parto. Asimismo, ciertas posturas de yoga adaptadas a la nueva realidad ‘física de la madre’ la ayudan a mantenerse activa, quemar unas cuantas calorías y, sobre todo, ganar en elasticidad y flexibilidad. Algunos de estos movimientos son Bidilasana, la postura de la rueda, la del guerrero modificada…

 

Compartir experiencias en grupo

 

Lo importante es que la madre acuda a una clase específica, con profesores especializados, en las que los diferentes movimientos y posturas se lleven a cabo de manera acorde al embarazo. Participar en estas actividades con otras madres te ayudará, además, a liberarte de la presión de la gestación, ya que podrás sentirte arropada por otras mujeres que están afrontando el mismo proceso.

 

Entre los beneficios del yoga para embarazadas también se encuentra la mejora general del tono muscular. En particular, estos ejercicios pueden tener un efecto muy beneficioso a la hora de ayudarte a reforzar el suelo pélvico. Además, podrás ver cómo mejora de manera sensible la circulación, especialmente en las extremidades inferiores.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>