El mayor deseo de las parejas que van a ser padres, es que su bebé nazca sano y fuerte. Aunque hay situaciones en las que esto se escapa de nuestro control, hay algunas recomendaciones que podemos seguir durante el embarazo y otras conductas de riesgo que deberemos evitar para que el feto se desarrolle correctamente. ¡Atenta a estas pautas para que tu bebé nazca sano!

Recomendaciones para que tu bebé nazca sano

Si antes de quedarte embarazada llevabas un estilo de vida saludable (dieta equilibrada, ejercicio físico, no fumar ni beber en exceso…) los cambios que tendrás que hacer serán mínimos. Por el contrario, si la futura mamá no se cuidaba demasiado antes de quedarse embarazada, es hora de empezar a hacerlo. Por tu salud y la de tu bebé. Durante tu embarazo deberás seguir estas pautas:

–          Deja de fumar: además de los riesgos que implica el tabaquismo para la salud de cualquier persona, la nicotina es especialmente nociva para el feto porque obstaculiza la llegada de oxígeno a través de la placenta. Además, fumar en el embarazo aumenta la probabilidad de aborto, de parto prematuro, de retraso de crecimiento intrauterino y de muerte súbita del lactante.

Ver artículo relacionado:  Aquaerobic e hidropilates para embarazadas

–          Abandona el alcohol: El abuso del alcohol puede causar problemas físicos y mentales en el bebé, como la hiperactividad o los problemas de atención. También incrementa el riesgo de sufir un aborto durante la gestación.

–          Sigue una dieta equilibrada: Aumenta el consumo de frutas y verduras, cereales integrales, legumbres proteínas y lácteos. En la medida de lo posible evita las grasas saturadas, la comida basura, el café y la carne o el pescado crudos.

–          Practica ejercicio suave regularmente.

Ver artículo relacionado:  ¿Qué siente el bebé con las contracciones de Braxton?

–          No te automediques: Antes de empezar a tomar cualquier medicamento, consúltalo con tu médico. Algunos fármacos pueden ser muy perjudiciales para el desarrollo del bebé.

–          Evita las radiaciones: Si estás embarazada o crees que puedes estarlo y necesitas hacerte una radiografía, informa al médico de tu estado. En lo posible, evita exponerte demasiado a las radiaciones móviles, de los microondas, los infrarrojos y la luz ultravioleta.

Pautas para que tu bebé nazca sano
Puntua este artículo