Poliquistosis ovárica e infertilidad

poliquistosis ovárica

La poliquistosis ovárica es, de acuerdo con los expertos, la principal causa de infertilidad en las mujeres a nivel mundial. Como podemos ver en este artículo, los especialistas determinan que este desequilibrio hormonal produce alteraciones en la menstruación, quistes y problemas para quedar embarazada. Los mencionados cambios en los niveles hormonales (fundamentalmente afectan a los estrógenos y la progesterona) provocan alteraciones en la liberación de óvulos maduros. Por regla general, el tramo de edad en el que se suele diagnosticar en mayor medida este problema es el comprendido entre los 20 y los 30 años.

 

Síntomas de la poliquistosis ovárica

 

Como comentábamos, pese a que este síndrome puede manifestarse durante los primeros periodos, lo habitual es que la poliquistosis ovárica empiece a desarrollarse entre la veintena y la treintena. Los síntomas fundamentales tienen que ver con el periodo, por razones obvias. Desde la desaparición de los mismos a menstruaciones irregulares (por exceso o por defecto). Asimismo, otros indicios que pueden servirnos para dar la voz de alarma están en la aparición de una vellosidad corporal excesiva o piel demasiado grasa, aumento de peso (o, directamente, obesidad), hipertensión arterial, diabetes, … estos últimos síntomas pueden coincidir con los de otras enfermedades que no tienen nada que ver con la alteración en la liberación de óvulos, por lo que es necesario un diagnóstico especializado para descartar posibilidades y determinar de manera exacta las causas.

 

Detección de los ovarios poliquísticos

 

La gran mayoría de las detecciones tempranas de los ovarios poliquísticos se llevan a cabo durante exámenes pélvicos, rutinarios o específicos. Una vez determinado que puede existir un problema, el especialista puede proceder a llevar a cabo exámenes hormonales (cetosteroides, estrógenos, testosterona, …) específicos y, posteriormente, análisis de sangre y ecografías vaginales.

 

Tratamiento y remedios

 

Los especialistas pueden optar por medidas quirúrgicas o tratamientos farmacológicos en función de la gravedad del caso concreto. Desde la aplicación de tratamientos de progesterona o píldoras anticonceptivas a la laparoscopia pélvica. Pese a lo anteriormente mencionado, las mujeres que tienen problemas de poliquistosis ovárica pueden quedar embarazadas si se lleva a cabo una observación continuada y un tratamiento idóneo. Lo importante es que la comunicación entre la futura mamá y su especialista sea constante, desde el momento en que se empiezan a detectar los primeros síntomas o señales de alerta.

Puntua este artículo

2 comments

  1. Avatar de Letsfamily Camisetas embarazo   •  

    Genial, un gran articulo, muy interesante.

  2. Avatar de Letsfamily Pepe   •  

    Es España únicamente se tratan los síntomas de la poliquistosis recetando anticonceptivas. En otros países se estudia la causa de la poliquistosis en cada caso, tratándose la causa y resolviendo la poliquistosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>