Fertilidad y endometriosis

fertilidad y endometriosis

Fertilidad y endometriosis son dos conceptos que aparecen más relacionados de lo que podría creerse. La endometriosis es en el crecimiento de tejido endometrial fuera del útero, especialmente en la zona de los ovarios. Este problema es relativamente habitual y puede afectar a las relaciones de pareja e incluso a la capacidad reproductiva de las mujeres que la sufren.

 

Los expertos estiman que, en aproximadamente 5 de cada 10 casos, la endometriosis se presenta de manera asintomática. En los casos en los que si se detectan síntomas, el dolor abdominal suele ser el principal. Los sangrados menstruales excesivamente copiosos o, por el contario, la ausencia del periodo, o los problemas gastrointestinales son algunos de los otros problemas a los que suelen enfrentarse las mujeres que la sufren.

 

Endometriosis y embarazo

 

La presencia de endometriosis es compleja de determinar ya que, como hemos apuntado, en muchos casos puede pasar desapercibida incluso para la mujer al acaecer sin síntomas. En los casos en los que se sospecha de su aparición, se realizan pruebas tales como exploraciones y ecografías ginecológicas, resonancias, laparoscopias y laparotomías.

 

Algunos expertos insisten en que hasta el 50% de las mujeres que no pueden tener hijos padecen problemas de endometriosis, ya que este problema dificulta tanto la fecundación como la maduración del óvulo. Generalmente, los estudios coinciden en que aparición de la endometriosis es más probable cuando existen antecedentes familiares, cuando se comenzó la menstruación a edades extraordinariamente tempranas, cuando la mujer no ha tenido nunca descendencia, si los periodos son frecuentes y anormalmente prolongados o si el himen excesivamente cerrado impide un correcto flujo sanguíneo durante el periodo.

 

Sin embargo, la causa última de este problema todavía es un misterio para la comunidad médica. Los tratamientos dependerán, fundamentalmente, de la edad de la mujer, de la intensidad del dolor o gravedad de la enfermedad y, fundamentalmente, de si la paciente desea o no tener hijos en el futuro más o menos inmediato.

 

Los especialistas pueden recomendar una combinación de analgésicos y ejercicios respiratorios para manejar el dolor, además de una monitorización exhaustiva. Otros métodos que pueden determinar los médicos consisten en la administración de progesterona, supresores de la producción de estrógeno o píldoras anticonceptivas. En casos especialmente serios, también se puede contemplar la alternativa de la cirugía ante estos casos.

 

Si padeces este problema y deseas quedar encinta, es necesario que acudas a tu ginecólogo inmediatamente para estudiar las posibles alternativas.

 

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>