¿Qué es la hiperémesis gravídica en las embarazadas?

que-es-la-hiperemesis-gravidica-en-las-embarazadas

La hiperémesis gravídica en las mujeres embarazadas son náuseas y vómitos muy severos. Hay que destacar que un alto porcentaje de mujeres cuentan con estos síntomas durante la gestación aunque los cuadros más fuertes, que son los que provocan la pérdida de nutrientes y líquidos en el organismo¸ solo afectan a alrededor del 2% de las embarazadas.

Normalmente suele aparecer durante el primer trimestre del embarazo y en los casos más severos esta patología puede ser un motivo claro de ingreso hospitalario. No hay que confundir con las náuseas y vómitos que suelen tenerse en esta etapa del embarazo y que suelen desaparecer tras el primer trimestre. A veces, la hiperémesis gravídica puede llegar a durar más tiempo.

¿Cuáles son los síntomas de la hiperémesis gravídica?

Los dos principales síntomas de esta patología son las náuseas muy severas y los vómitos excesivos y reiterativos, pudiendo llegar a repetirse hasta en tres o cuatro ocasiones cada día.

Asimismo trae consigo otros efectos que no hay que dejar de tener en cuenta como una pérdida de peso de entre 2 y 5 kilos en dos semanas aproximadamente, reducción del volumen de orina y la que se expulsa tiene un color muy oscuro, síntomas de ictericia (piel y ojos amarillos), palidez de la piel, boca muy seca o incluso mareos y desmayos.

Causas de esta patología

No se sabe a ciencia cierta cuál es la causa exacta de la hiperémesis gravídica aunque sí hay diferentes factores asociados a esta afección. Puede estar relacionada con altos niveles de Gonadotropìna coriónica humana (HCG) o con los diferentes cambios hormonales que se producen durante el embarazo.

Un alto porcentaje de mujeres que cuentan con hiperémesis gravídica están afectadas por una bacteria llamada Helicobacter pylori. Es la responsable de la aparición de úlceras gástricas. También puede estar debido a una dieta rica en grasas saturadas, antecedentes familiares, obesidad, embarazo múltiple, primer embarazo, etc.

Tratamiento de la hiperémesis gravídica

No siempre se requiere un ingreso hospitalario, eso únicamente es para los casos más severos o extremos. A pesar de ello es algo que genera un gran malestar en quien lo sufre, por eso, hay diferentes medicamentos que pueden contribuir a reducir los síntomas y sobre todo a minimizar los molestos vómitos.

Los antihistamínicos, tienen la capacidad para reducir la excitación de lo que se conoce como el centro del vómito en el cerebro, por lo que resultarán de gran ayuda. Los antiácidos contribuyen a eliminar los ácidos del estómago y aunque no evitan los vómitos sí que alivian el ardor.

La Metoclopramida tiene diferentes efectos en el organismo y uno de ellos es que hace que se reduzcan mucho las posibilidades de vomitar así como la Vitamina B6 inyectada.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>