Como ya sabemos, las contracciones de Braxton en el bebé son muy comunes. Son las contracciones esporádicas que lleva a cabo el útero y aunque se producen desde la sexta semana de embarazo, la mujer no comienza a notarlas hasta que no pasa la semana 20ª. Debemos decir que hay muchas mujeres que no llegan a notar en ningún momento del embarazo esta clase de contracciones, aunque esto no quiere decir que no se tengan realmente, todas las tienen, pero no siempre se advierten, al menos hasta bastante avanzada la gestación..

Durante todo el embarazo, el bebé irá recibiendo constantemente estímulos gracias al cordón umbilical y al líquido amniótico y notará los diferentes cambios que se producen en el cuerpo de la madre. Aunque parezca algo increíble, el pequeño ser que está creciendo en el seno de su mamá notará si ella está intranquila, cansada, ansiosa, relajada o incluso hasta feliz.

Muchas mujeres se preguntan qué es lo que siente el bebé con el parto cuando llega el momento de que su mamá dé a luz. Aunque nadie sabe con seguridad si realmente sienten dolor o su sistema nervioso no está lo suficientemente desarrollado para enviarle esas señales tan claras, hay que decir que con las contracciones de Braxton Hicks en el bebé es diferente.

Ver artículo relacionado:  Romper aguas

Diferentes expertos han afirmado que se intuye que con las contracciones de Braxton, el bebé siente como un masajeo que les resulta bastante reconfortante. Poco a poco irá acostumbrándose a ellas con el paso del tiempo, pero no les produce dolor ni ninguna clase de molestia.

El pequeño siempre está protegido en todo momento

La razón es porque se encuentran protegidos por el líquido amniótico que tiene la misión de amortiguar los movimientos, tanto los acompasados como los bruscos que pueda hacer la madre, para que el pequeño esté completamente seguro en un estado antigravitatorio.

Esto permite al pequeño, además de estar protegido, poder mover de forma continua su cuerpo para que se desarrolle de forma equilibrada sin que quede mucho tiempo en la misma postura, lo que podría provocarle algunos problemas de tipo postural. Necesita moverse continuamente para que sus músculos, articulaciones y miembros puedan desarrollarse de manera adecuada.

Ver artículo relacionado:  Madres primerizas y bebés

Por otro lado, a través de este líquido el bebé también puede ir captando diferentes sensaciones que le informan acerca de que se encuentra en esa situación, donde vive, se alimenta y se siente protegido.

Aunque tenga esa protección, el pequeño está al tanto, consciente o inconscientemente, de todo lo que sucede fuera de su hogar temporal, por tanto es lógico que dentro de todas esas cosas que nota, se encuentren las contracciones de Braxton, pero no le causan ningún daño, algo por lo que no hay que preocuparse.

¿Qué siente el bebé con las contracciones de Braxton?
5 (100%) 1 vote