Consejos para elegir pantalones premamá

elegir pantalones premamá

El embarazo es una etapa maravillosa en la que el cambio que se va a producir en tu vida, durante unos meses, tiene una ‘traducción’ física y visible evidente. Los expertos estiman que, de cara a evitar complicaciones durante el parto, las mujeres no  deberían ganar más de 12 kilos en el embarazo. Sin embargo, cada mujer, cada gestación, y las circunstancias que la rodean son un mundo. Es por ello que la elección de ropa, en concreto de pantalones premamá, es personal e intransferible, como suele decirse.

 

Para empezar, lo que tienes que tener en cuenta es que, a lo largo de los próximos meses vas a tener que valorar flexibilidad y comodidad por encima de cualquier otro condicionante. No queremos decirte que renuncies al estilo, simplemente apuntamos como primer consejo para elegir pantalones premamá que el confort es lo primero.

 

En el último trimestre del embarazo, por ejemplo, la altura de la tripita de la mamá desde el pubis será de, aproximadamente, unos 35 centímetros. Para empezar, es necesario que examines tu armario antes de lanzarte a comprar pantalones premamá. Y es que, a lo mejor, muchos de los pantalones o faldas que utilizabas antes pueden adaptarse a la nueva situación, utilizando para ello ampliadores y adaptadores elásticos con tiras y ojales graduables.

 

Si utilizas de manera inteligente las blusas o camisas, no tiene por qué notarse para nada el ‘apaño’. Los primeros meses de la gestación suelen ser los más complicados en lo que a la elección de pantalones se refiere. Queremos decir que, en estas fases, los jeans o pantalones habituales empiezan a quedarte más apretados, pero la ropa premamá es aún demasiado holgada.

 

Nuestro consejo es que, ahora, uses pantalones estándar, una o dos tallas más grandes (comprados o prestados). A partir de aquí, la compra de pantalones premamá va a ser casi obligada.

 

Escoge bien el modo de cierre (expandible con ojales, suplementos elásticos, tiras expandibles…) y el modelo, de manera que sujete bien, sin agobiar, la parte de debajo de la barriguita. En cuanto a los materiales, los tejidos elásticos y la licra suelen ser los más habituales. Nuestro consejo es que te pruebes varios modelos y escojas el material que te permita una mejor combinación entre comodidad, sujeción del vientre, libertad de movimientos y (muy importante), durabilidad.

 

Considera que no vas a poder comprarte pantalones premamá cada semana, por lo que es necesario que estudies bien los modelos que pueden adaptarse mejor a las diferentes fases de la gestación.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>