Consejos para elegir un bañador premamá

embarazada bikini

Antes no era demasiado común ver a una embarazada de bastantes meses en la playa o en la piscina, pero hoy en día es de lo más normal. De hecho, hay varias líneas de bañadores muy originales para que las embarazadas también puedan disfrutar de un buen día de playa o piscina, sin sacrificar la estética, porque los bañadores de hoy en día poco o nada tienen que ver con los de hace unos cuantos años. En este caso, los bañadores para mujeres embarazadas deben ser cómodos y proporcionar la máxima seguridad en todo momento, evitando estar demasiado ajustados y apretados al cuerpo e incluso con un bonito diseño.

 

No vale cualquier bañador de varias tallas más a la que correspondería si no se estuviese en estado. Muchas tiendas premamá cuentan con bañadores con tallajes especiales y acabados para adaptarse sin problema a las curvas de una mujer embarazada, por eso es el mejor lugar al que se puede ir a la hora de buscar un bañador de cara al presente verano. Por ejemplo, uno de los consejos más comunes es que a la hora de comprar un bañador premamá se vaya a una tienda física, por lo que no habrá problema en probar uno y otro modelo hasta que se encuentre aquel que sienta mejor, al cuerpo y cuente con un buen diseño.

 

También se puede comprar por Internet, pero el problema viene en que no se puede probar hasta que se reciba y, a no ser que se tenga un ojo clínico o se conozca a la perfección las medidas de determinado modelo y marca, seguramente no sentará bien el primero que se encuentre. Aunque muchas mujeres prefieren un bañador, no se puede esconder que se está embarazada, por lo que si siempre se ha usado bikini, también hay estos modelos para premamá. Tanto en bañadores como en bikinis hay que tener en cuenta que los tirantes no deben apretar demasiado, deben proporcionar seguridad y la máxima comodidad.

 

Es normal que cuando se está embarazada se engorde un poco y, si siempre has querido tener una buena línea, puedes optar por un bañador monocromático, es decir, de un solo color, creando un efecto visual que estiliza la figura, aunque si no te importa este aspecto, siempre podrás alternar colores diferentes o buscar otras alternativas. No te lo pienses más, anímate, busca un buen bañador y ¡disfruta del verano!

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>