Semana 1 de embarazo

semana 1 de embarazo

Estamos inmersos en la semana 1 de embarazo. Acabáis de conocer la feliz noticia de que una nueva vida está creciendo en tu vientre. Ésta buena nueva marca el inicio de los que, probablemente, serán los meses más memorables, alegres, locos y movidos que vas a experimentar en tu vida. Queremos empezar a mostrarte algunas de las características del embarazo semana a semana. El primer consejo que te vamos a dar es que disfrutes, atesores en tu memoria y vivas intensamente (especialmente si eres primeriza) la experiencia vital más maravillosa.

 

La primera semana de embarazo empieza oficiosamente con el primer día de la última menstruación de la mamá. Aquí la mujer aún no está en cinta, pero este momento nos sirve de referencia para contar las semanas hasta el nacimiento del bebé, ya que siempre es más fácil calcular 40 semanas desde este periodo más concreto e identificable que 38 desde la fecundación del óvulo. En la semana 1 de embarazo se produce sangrado vaginal; el endometrio, la mucosa que recubre la zona interior de la cavidad uterina, se está preparando para alojar el óvulo fecundado.

 

A ciencia cierta, esta semana sería igual que la de cualquier otra semana de menstruación a efectos ‘prácticos’. De hecho, es bastante probable que pase alguna semana más antes de que te percates de que esperas un bebé. Por eso, si lo has estado buscando, es importante que en esa fase te comportes como si ya estuvieras, de hecho, embarazada.

Por eso, si habéis estado ‘planeando’ la llegada del bebé, conviene que esos días comas y bebas como si ya estuviera la pequeña o el pequeño en camino (nada de alcohol o tabaco, evitar ciertos tipos de pescados y comidas grasas…). Y es que la primera semana de embarazo y las siguientes son esenciales en el desarrollo del feto.

 

En la medida de lo posible, también te recomendamos que procures empezar a hacer una vida más relajada. Intenta hacer algo de ejercicio moderado (paseos diarios de 40 minutos o media hora, yoga suave, tai chi…) y libérate del estrés. Sabemos que en la semana inicial del embarazo todavía queda lejos el momento en el que podrás pedir la baja por maternidad, sin embargo es necesario que intentes tomarte el día a día con mucha más calma. Al fin y al cabo, ahora ya no tienes que pensar sólo en lo que te conviene a ti, sino también en lo que le conviene al bebé que está en camino.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>