Semana 11 de embarazo

semana 11 de embarazo

Llegamos a la semana 11 de embarazo. Con unos casi 4-6 centímetros y 8 gramos de peso, el feto (ya no es embrión) sigue desarrollándose en tu interior. La estructura ósea de su cuerpecito empieza a ganar en consistencia. Los dedos de sus extremidades superiores e inferiores ya están formados casi de manera completa. En esta fase, la cabeza es de un tamaño considerablemente mayor que el resto del cuerpo, algo que se irá compensando en sucesivas semanas.

 

Los movimientos del pequeño o la pequeña que albergas en tu vientre se hacen más intensos, aunque es más que probable que, a causa de su tamaño, todavía no los notes. Sus deditos pronto comenzarán a abrirse y cerrarse. Las patadas del feto, asimismo, comienzan a sucederse a partir de este periodo. Estamos ante lo que se conoce como el reflejo rotuliano o patelar, que el incipiente cerebro del feto desarrolla para irle preparando para el duro, trabajoso y complejo proceso de aprender a caminar (aunque todavía queda mucho para eso, ¿verdad?).

 

La producción de orina fetal, asimismo, también se ha empezado a desarrollar, de manera que se incorpora al líquido amniótico que protege al feto en caso de golpes o impactos fortuitos de la madre y, asimismo, garantiza que éste se encuentre en todo momento en unas condiciones de temperatura óptimas para su desarrollo.

 

La madre en la semana 11 de gestación

 

En la semana undécima de tu embarazo algunos de los síntomas asociados al mismo se intensificarán, si bien ya te habrás acostumbrado a sobrellevar la mayoría. Los expertos consideran que es bastante habitual que los vómitos, nauseas y desórdenes gástricos remitan a las 11 semanas de embarazo. No obstante, si no desaparecen, su intensidad se mitigará en gran medida. Lo que es bastante probable es que las dificultades para conciliar el sueño, el cansancio y la sensación de decaimiento sigan acompañándote.

 

En esta fase el útero ya ocupa prácticamente toda la pelvis de la mamá, por lo que es bastante probable que oprima las venas que garantizan el riego a las piernas. Esto provoca que muchas mamás experimenten problemas de hinchazón y sensación de agarrotamiento en las extremidades inferiores en la semana 11 de embarazo.

 

A partir de la semana que viene es más que probable que tu ginecólogo o médico especialista ya pida cita para que realices la ecografía del primer trimestre, para comprobar la evolución del feto.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>