Semana 12 de embarazo

semana 12 de embarazo

La semana 12 de embarazo viene marcada por una serie de acontecimientos, tanto para el bebé como para la futura mamá. Tu bebé ya pesa unos 14-15 gramos y ha aumentado de tamaño en general aproximadamente un 16-17% con respecto a la semana anterior. Puede que te parezca un cambio nimio, pero en una cosa tan chiquitita como el feto, supone una evolución gigantesca. El desarrollo fetal es un proceso que, a partir de ahora, va a acelerar su ritmo.

 

Entre las semanas 11 y 14 del embarazo los párpados del feto ya se han cerrado y, aproximadamente hasta la semana 28, no volverán a abrirse. La cara y extremidades del pequeño o la pequeña están bien formadas y se van redimensionando. Además, ya habrán aparecido los genitales. Asimismo, el hígado del feto ha comenzado la producción de sus glóbulos rojos y su sistema digestivo se hace cada vez más sofisticado y complejo.

 

En la semana 12 de embarazo, el feto intensifica sus movimientos y patadas. De manera habitual abre y cierra el puño para ejercitar de manera refleja sus deditos. Además, el reflejo rotuliano por el que sus piernas dan patadas, hace acto de presencia para preparar al bebé de cara al futuro proceso de aprender a caminar. Puede que todavía no notes en el exterior esa frenética actividad, pero en tu interior el cerebro del feto ya le está preparando para su salida al exterior, dentro de unos meses.

 

La mamá en la semana 12 de embarazo

 

Los expertos estiman que en la semana 12 de la gestación las náuseas e incómodos vómitos y molestias gástricas de la madre, asociadas al embarazo, ya han desaparecido o remitido en gran medida. Y es que la producción de la Gonadotropina Coriónica Humana (hCG) pasa de los ovarios a la placenta.

 

Esta hormona se estima que es la causante de los vómitos de las embarazadas durante las primeras semanas de la gestación. En cuanto a los cambios físicos, pese a que aún no es apreciable la tripita, en esta fase el útero ya sobresale en la parte superior de los huesos pélvicos.

 

En la semana 12 es cuando la mayoría de los ginecólogos deciden que se haga la ecografía del primer trimestre. En este sentido, el nivel de desarrollo del feto ya permite comprobar hasta qué punto han crecido sus órganos y extremidades. Ya se pueden detectar, si es que existieran, la mayoría de las malformaciones o defectos que aparecerán en el proceso de la gestación.

 

 

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>