Semana 17 de embarazo

semana 17 de embarazo

Durante la semana 17 de embarazo, el bebé ya ha alcanzado un tamaño aproximado de unos 12-13 centímetros y su peso se sitúa en el entorno de los 100-120 gramos. En esta fase, la estructura ósea del pequeño se fortalece más y más. Sus huesos abandonan gran parte de su consistencia cartilaginosa y ganan en dureza. Es por eso que es necesario que tengas un aporte de calcio suficiente, como para que el pequeño pueda continuar asimilándolo y completando el desarrollo de sus huesecitos.

 

Leche, quesos o ciertos pescados en lata son fuentes naturales de calcio. No obstante, consulta a tu especialista por si fuera necesario que recibieras un aporte extra.

 

El aspecto del pequeño empieza a parecerse de manera casi definitiva al de un bebé totalmente formado. En esta fase, además de por el lanugo del que ya te hemos hablado, la piel y el cuerpo del bebé se encuentran recubiertos de una sustancia viscosa y blanquecina, que se conoce como vernix caseoso.

 

Esta sustancia es una mezcla de secreciones sebáceas y células muertas de la epidermis. Su misión es proteger la piel del pequeño de roces y golpes y, asimismo, se considera que podría tener alguna clase de propiedad antibacteriana.

 

En esta fase, el tejido adiposo del cuerpo del pequeño continúa desarrollándose y, asimismo, su oído empieza a detectar, cada vez mejor, ruidos procedentes del exterior.

 

La madre en la semana 17 de embarazo

 

La barriguita de la madre en esta fase ya es prominente, incluso para terceros. En esta fase ya será necesario que empieces a ponerte pantalones elásticos premamá, de manera que te encuentres lo más cómoda posible y tengas la máxima libertad de movimiento.

 

Al crecer el útero, probablemente los nervios de las extremidades inferiores se encuentren más oprimidos. Además, los problemas circulatorios y la mayor retención de líquidos pueden derivar en una pesadez en las piernas, así como en calambres que no habías experimentado hasta ahora. Si aparecen esta clase de dolores, o pinchazos en la zona abdominal, los expertos recomiendan a las futuras mamás que se relajen en la medida de lo posible, se tumben de lado y descansen hasta que se vayan mitigando los dolores.

 

Pese a que el bebé ha aumentado de tamaño y cada vez se mueve más (y con más intensidad) no es habitual que las madres se percaten de ellos en la semana 17 de la gestación. En esta fase, además, notarás cómo tus senos habrán aumentado considerablemente de tamaño.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>