Semana 3 de embarazo

semana 3 de embarazo

¿Sabes que la mayoría de las mujeres se percatan de que esperan un bebé, más o menos, en la semana 3 de embarazo? Las semanas anteriores son, como si dijéramos, iniciales, y es a los 21 días cuando los primeros cambios, síntomas y sensaciones comienzan a hacerse evidentes. Este post de Joven Bebé quiere mostrarte lo que puedes esperar y a qué puedes atenerte en esta fase. Tal vez, la primera señal del embarazo que encienda ‘la bombillita’ en tu cabeza sea la amenorrea, es decir, cuando tras haber menstruado de manera normal y estable, el periodo desaparece.

 

Muchas mujeres con ciclos menstruales irregulares pueden experimentar amenorrea, sin embargo, si ésta va acompañada de otros fenómenos como cefaleas, nauseas, hipersensibilidad a ciertos olores, cansancio o excesiva sensibilidad en los pechos y los pezones, probablemente deberías empezar a pensar que podrías estar embarazada.

 

En esta etapa, el corazón del feto está en desarrollo, y será a partir de la semana 3 de embarazo cuando las células de este órgano comiencen a desarrollarse plenamente y a dar sus incipientes latidos. Sin embargo, aún es pronto (muy pronto) para que se pueda escuchar el ‘pumpum’ del latir del feto.

 

En general, los tests de embarazo que se venden en farmacias pueden detectar si una madre está o no embarazada a las 3 semanas, aunque puede darse el caso de que aún estos equipos no puedan medir de manera fiable si la gonadotropina criónica humana (la hormona del embarazo, para entendernos) está presente en la orina de la mamá, por lo que un resultado negativo podría, en este caso, no ser concluyente.

 

La implantación

 

En la tercera semana de embarazo se produce la fase de implantación. Una vez que ha llegado al útero, el blastocito se imbrica en la zona endometrial. La fase de implantación puede determinar en la madre el comienzo de un cierto sangrado vaginal, que muchas madres primerizas podrían confundir con la menstruación. Sin embargo, este sangrado se diferencia del propio del periodo por su menor abundancia y un cierto color marrón claro.

 

Si tuvieras un sangrado de mayor abundancia y ya hubieras confirmado con tu especialista que estás embarazada, acude a él para descartar que este sangrado vaginal no responde a alguna causa grave.

 

Es importante que, si ya sabes que estás esperando un bebé, en estas semanas iniciales comiences a desarrollar las rutinas alimenticias, de ejercicios y respiración que vas a llevar a cabo los siguientes meses. Cuanto antes te acostumbres, mucho mejor.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>