Semana 5 de embarazo

semana 5 de embarazo

La semana 5 de embarazo ya empieza a diferenciarse de las anteriores, en el sentido de que la mamá comienza a ser más consciente, si no lo era ya, de lo que está sucediendo dentro de ella. Mayor sensibilidad a ciertos olores, cambios de humor y cierta irritabilidad, dolores en forma de pinchazo en la zona del vientre, retención de líquidos, cierto cansancio, nauseas… asimismo, la vida que lleva la madre en su interior sigue con su desarrollo, lento pero seguro. Esta etapa suele ser en la que las parejas hacen la primera visita al ginecólogo.

 

La semana 5 del embarazo para el bebé

 

El embrión ya mide aproximadamente dos milímetros y está ‘custodiado’ en una bolsa orgánica con el líquido amniótico que le envolverá hasta el nacimiento.  Aunque todavía en una fase primigénea, el embrión comienza a adoptar una forma más parecida a la de un bebé, si bien en esta etapa del desarrollo embrionario aún no se han formado sus brazos y piernecitas. Su estructura ósea y muscular o el sistema nervioso ya comienzan a definirse; del mismo modo, el tubo neural (lo que será la columna vertebral del pequeño) ya se está desarrollando, al igual que la médula espinal. El acontecimiento del desarrollo del embrión durante la semana 5 de gestación tiene que ver con el hecho de que el corazón ya empieza a realizar su trabajo.

 

La semana 5 del embarazo para la madre

 

Como te apuntábamos anteriormente, en esta etapa tu cuerpo, pese a que por el exterior la gente cercana no aprecie cambios significativos, es una verdadera olla a presión de hormonas, que desencadenan cambios físicos e incluso emocionales. Desde cansancio y decaimiento a irritabilidad, pasando por pinchazos en la zona del bajo vientre, vómitos y sensación de nauseas, retención de líquidos, en tu cuerpo se desencadenan una serie de reacciones que, seguramente, ya te pongan sobre aviso definitivamente de que estás esperando un bebé.

 

Como decíamos, los síntomas físicos en esta fase empiezan a ser claros, por lo que las semanas de la 5 a la 8 marcan el periodo habitual en el que las parejas suelen hacer su primera visita al ginecólogo. Pese a que todavía es pronto para realizar ninguna prueba, esta visita os servirá para confirmar el embarazo y, en segundo lugar, ir diseñando el plan de visitas, alimentación, actividad física y cuidados que vas a tener que desarrollar en los próximos meses, adaptándolo a las diferentes fases de la gestación.

 

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>