Semana 6 de embarazo

semana 6 de embarazo

En la semana 6 de embarazo sucede algo que, por regla general, llena a los padres de emoción. Y es que en esta fase del embarazo es cuando se comienzan a escuchar con franca nitidez los latidos de tu pequeño.  En las ecografías ya se puede percibir perfectamente el acompasado ritmo que marca el flujo de sangre por el cuerpo del bebé. En su cuerpecito, de apenas unos milímetros, ya se pueden apreciar las oquedades de lo que van a ser sus ojos, así como las protuberancias que en las próximas semanas y meses se van a convertir en su nariz y sus orejas.

 

En esta fase del embarazo, el tubo neural de tu bebé ya se empieza a cerrar. En este periodo es especialmente importante, como puedes ver en el siguiente enlace, que recibas un aporte suficiente de ácido fólico, de manera que el proceso de cierre del tubo neural se realice de manera óptima, evitando posibles complicaciones que, en casos extremos, pueden derivar en problemas de desarrollo para el pequeño como la espina bífida o la anencefalia.

 

En este sentido, es interesante que ese aporte se realice durante el embarazo y, asimismo, los meses semanas previas, es decir, cuando lo estéis buscando activamente. Los vegetales de hoja verde, las lentejas, los espárragos, los cereales, las coles de Bruselas o las naranjas, por ejemplo, son alimentos ricos en este tipo de vitamina B.

 

Los sistemas digestivo y respiratorio del bebé empiezan a formarse y desarrollarse plenamente, del mismo modo que el cuello (que empieza a adquirir sus formas) o la lengua. Pese a que el bebé, a partir de estos días, ya empieza a realizar unos incipientes movimientos, tu aún no podrás sentirlo. Ten en cuenta que la vida que llevas en tu interior es muy pequeñita.

 

La madre en la semana 6 de embarazo

 

Es más que probable que en esta fase notes, ya de manera intensa, los síntomas clásicos asociados al embarazo. Nauseas y cefaleas, especialmente en las primeras horas de la mañana, cambios de humor intensos sin previo aviso, estados de decaimiento físico y cansancio extremo… lo más probable es que estos síntomas se vayan suavizando y atenuando con el paso de los días, ya que en la semana 6 de embarazo tu cuerpo todavía se está acostumbrando a una situación totalmente nueva. Cualquier síntoma anómalo (sangrados, pinchazos en el vientre…) comunícaselos a tu médico. No tienen que significar algo grave, pero conviene que el especialista esté al tanto de todos los detalles de la gestación.

 

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>