La ictericia neonatal

ictericia

Uno de los primeros aspectos del recién nacido que hay que vigilar es el color de su piel.

Algunos padres se asustan cuando su hijo de repente se empieza a poner amarillo, ya sea en la piel o en la zona del blanco de los ojos. Puede tratarse de ictericia neonatal, algo frecuente, pero que no debe ser motivo de preocupación.

La ictericia neonatal es muy común en recién nacidos, ya que en la sangre del niño hay muchos glóbulos rojos que tienen que ser reciclados.

Poco después de nacer, el hígado del niño todavía no es tan productivo como el de un adulto, por eso no puede descomponer la bilirrubina que se produce durante el reciclaje de la sangre, ni expulsarla completamente del cuerpo. Esta sustancia se deposita entonces en la piel y produce esa coloración amarillenta.

La ictericia neonatal es para algunos padres la primera enfermedad por la que tienen que pasar con sus hijos. Si la coloración no es tan fuerte, es suficiente colocar al bebé cerca de un ventana para que le dé luz, ésta acelerará la eliminación de la bilirrubina. La leche materna también puede acelerar este proceso. Si la coloración es más fuerte tu hijo se tendrá que someter a una fototerapia que normalmente se realiza directamente en el hospital.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>