Cómo preparar a tu hijo para la llegada de un hermanito

como preparar a un hijo para la llegada de un hermanito

Cuando un niño va a tener un hermano o hermana se producen irremediablemente cambios que hay que observar y tratar con cuidado, porque los niños pueden mostrarse de muchas maneras diferentes. Por ello hay que prepararle para la llegada del nuevo miembro de la familia.

A veces responderá completamente fascinado, puede que curioso, desinteresado, en ocasiones mostrará una mayor dependencia de la madre o del padre, estará incluso celoso… Sea como fuere, debemos ayudarle en todo momento y evitar que se pueda sentir desplazado.

Consejos para preparar a nuestro hijo

Es muy importante hablar con él y explicarle con palabras sencillas que pronto va a tener un nuevo hermanito o hermanita, con quien podrá jugar y también a quien podrá cuidar y proteger. De esa forma se busca que se involucre y que no lo vea como alguien que viene a quitarle sus cosas o quien va a recibir más cariño.

Cuando llegue el nuevo miembro de la familia, hay que pedir al hermano mayor que nos ayude a cuidarle, consolándole cuando llore, sujetarlo con cuidado, acariciarle e incluso jugando o entreteniéndole, pero siempre con cuidado.

Nunca hay que dejar de lado a nuestro hijo cuando llega su nuevo hermanito, por eso es importante hacerle sentir bien y que nunca se sienta de menos. Por ello, mientras un progenitor está con el bebé, el otro puede estar con el hermano mayor, jugando con él, hablando, viendo la televisión… todo para que también se sienta bien, algo de gran importancia.

Otro aspecto a valorar es hacer que sea el hermano o la hermana mayor quien decida acercarse o involucrarse con el bebé. En muchas ocasiones muchos niños aceptan la nueva situación ignorando por completo al bebé, no hay que preocuparse, puede ser normal.

No podemos forzarles a que acepten de primeras al bebé, por tanto, exigirles que asuman un papel  más allá de lo que ellos quieren asumir. Con el tiempo irán acomodándose a la nueva situación y seguro que querrán pasar más tiempo con el bebé que el padre o la madre.

Algo muy recomendable es enseñarle fotos de cuando él era un bebé, dado que al comprender que ellos también lo fueron, les ayudará a conocer mejor el proceso.

Para finalizar, no podemos olvidarnos de compartir con ellos cuáles son los aspectos positivos de ser el hermano mayor como por ejemplo de las comidas que el bebé todavía no puede comer o los juegos con los que no puede divertirse, por ejemplo, lo que le hará sentirse más cómodo.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>