Método Montessori, pros y contras

metodo-montessori-pros-contras

El método Montessori es un método educativo que creó la educadora italiana María Montessori a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Para ello se basó en un estudio sobre niños con trastornos mentales y necesidades especiales. Este método se caracteriza sobre todo por  desarrollar la libertad con límites, la independencia, el desarrollo social y físico y respetar la psicología natural del niño.

Este método hace especial hincapié en la actividad dirigida por el niño y la observación clínica por parte del docente. La observación tiene el objetivo de adaptar el entorno de aprendizaje del niño a su propio nivel de desarrollo y lo que se busca es liberar el potencial de cada niño para que se desarrolle en un ambiente completamente estructurado.

Beneficios del método Montessori

Las actividades del método están pensadas para que cada niño pueda ejecutarlas de forma individual, siempre siguiendo su propio ritmo de aprendizaje. Normalmente, estas tareas no tienen instrucciones ni pasos a seguir por orden sino que están diseñadas para que los niños puedan corregirse ellos mismos mientras las realizan sin la intervención de un profesor.

Por otro lado se hace hincapié en el papel activo del niño en su aprendizaje. Por ello, todas las actividades educativas están completamente adaptadas al ritmo de desarrollo que tiene cada niño.

También favorece el desarrollo espontáneo en cuanto a funciones cognitiva, algo que lo diferencia de muchos otros métodos. Los niños pueden llegar a aprender todo aquello que sean capaces de asimilar porque son ellos los que gestionan su propio nivel de aprendizaje. Dado que no hay un estándar ni una normativa a seguir a rajatabla, los peques podrán dar rienda suelta a su memoria, imaginación, creatividad, pensamiento, atención, etc.

Desventajas del método Montessori

Debido a que son los niños los que establecen su propio ritmo de aprendizaje se estimula su motivación por aprender, eso es una ventaja, pero esto es un arma de doble filo porque también puede darse el caso de que se pasen por alto algunos conocimientos que al pequeño puedan no interesarle y sean de importancia.

Ya sabemos que este método estimula la libertad de los niños, buscando fomentar la responsabilidad, confianza y también el respeto mutuo, pero si se aplica mal, es muy probable que puedan aparecer conductas rebeldes y disruptivas.

Cuando los niños realizan actividades sociales en las que no se hagan actividades que sigan los principios del método, pueden llegar a sentir mucha contrariedad. La razón es porque en la sociedad imperan normas que hay que seguir para el correcto funcionamiento del sistema

A ello hay que sumar a que el desarrollo infantil puede acabar rezagándose debido a que con este método se evita que el niño se sienta presionado mientras aprende. Pero el niño puede carecer de tener retos que le ayuden a motivarse y también a superarse para poder alcanzar un correcto nivel de desarrollo.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>