El vínculo entre el padre y el hijo

Del mismo modo que el bebé establece un vínculo afectivo con la madre, también lo establece con el padre. Ambos lazos son importantes para el desarrollo del niño. Cuanto más sólida sea la relación con sus padres, mejor será para su desarrollo y para su estabilidad.

 

Durante los primeros meses de vida es más evidente el vínculo con la madre; sin embargo, igual de importante es que el padre encuentre la manera de relacionarse con su hijo, de jugar, de cuidarle y también de mostrarle su afecto. Los expertos hablan del apego como uno de los vínculos más importantes que  puede existir entre padres e hijos. El apego es la relación afectiva más intima, profunda e importante que establecen los seres humanos, y que se va creando a través de reacciones y percepciones entre la madre, el padre o la persona que cuida y el niño.

El vínculo entre el padre y el hijo

Establecer vínculos es sumamente importante para el desarrollo, porque todos necesitamos relacionarnos, sentirnos queridos, saber a quien mirar cuando estamos asustados o a quien pedir ayuda. Este tipo de relación es lo que da seguridad al bebé y es lo que le animará a explorar sin miedo y a querer aprender cosas nuevas. La complementariedad respecto a la madre que ofrece el padre, tiene un papel fundamental en el desarrollo del bebé. Aunque el bebé esté cuidado y atendido, la relación con el padre es insustituíble y por ello crucial en la crianza.

 

 

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>