Alimentación durante la lactancia

alimentacion durante la lactancia

Al igual que en todas las épocas del embarazo, el alumbramiento y los primeros mese del pequeño, cuidar la alimentación durante la lactancia es determinante. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la lactancia materna es la “manera ideal” de proporcionar al bebé los nutrientes necesarios para lograr un correcto desarrollo. Desde la OMS se recomienda, en la medida de lo posible, la lactancia exclusiva hasta los seis meses, fecha a partir de la cual puede complementarse con otros alimentos hasta los 2 años.

 

Unicef estima que una lactancia materna óptima puede llegar a evitar la muerte de hasta 1,4 millones de niños al año. Por eso es necesario que la madre cuide la alimentación durante la lactancia, ya que de ello depende que al niño o la niña le lleguen todos los componentes, vitaminas y nutrientes que precisa. La dieta de la mamá influye tanto en la composición de la leche materna como en la cantidad de leche que produce cada día.

 

La leche materna debe presentar unos niveles adecuados de ácidos grasos, vitamina B, proteínas, lípidos y vitaminas.

 

Los expertos consideran que, para una secreción aproximada de 600 mililitros, la leche materna debería aportar unas 420 calorías (700 en el caso de una secreción de unos 1.000 mililitros). Se considera que, en general, la madre debe consumir alrededor de unas 2.600 calorías diarias para poder responder a las necesidades de nutrientes y aporte calórico que va a requerir el bebé. Esto nos sitúa ante un escenario en el que la madre tendría que aumentar el aporte calórico de su dieta en unas 550 calorías diarias.

 

Es importante que la madre consuma unos dos litros de agua (preferiblemente) al día, ya que la leche materna se compone en un elevadísimo porcentaje de agua. Por supuesto, en esta época se recomienda que la madre no consuma alcohol y, asimismo, destierre de su rutina diaria el tabaco. También se hace necesario que el especialista diseñe para la mamá una dieta equilibrada, rica en fruta y verdura que, en la medida de lo posible, restrinja la presencia de harinas, azúcares y bollería industrial.

 

Lo más importante es que la mujer diseñe una dieta diaria, semana a semana, con su especialista y nutricionista, que permita recibir los nutrientes necesarios sin caer en la monotonía.

 

Si quieres saber más cosas sobre la alimentación durante la lactancia o los cuidados del bebé puedes visitar la web de Letsfamily (http://www.letsfamily.es/ ), en la que encontrarás todo tipo de reportajes, informes y noticias de interés.

 

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>