Bebidas durante la lactancia

bebidas durante la lactancia

Las bebidas durante la lactancia son esenciales para garantizar el correcto nivel de hidratación de la madre y, del mismo modo, que la producción de leche materna sea suficiente y consistente. Es importante que te hidrates bien y que trates de combinar diferentes bebidas para no caer en la rutina y la monotonía.

 

El European Hydration Institute, señala que más del 50% del peso corporal de las mujeres se corresponde a agua. En el caso de tejidos musculares y masa encefálica, el agua es un componente esencial (presente, en ambos casos, en porcentajes cercanos al 80%). Por sus propias características, el periodo de lactancia obliga a que la ingesta de líquidos sea mayor, y si la madre desarrolla una intensa actividad física, intelectual o vive en zonas cálidas y soleadas estas necesidades se multiplican.

 

El departamento de pediatría de la Universidad de Chicago destaca que es bastante probable que las madres sientan una sed anormal durante los días posteriores al parto. Esto se debe a la pérdida de líquidos que el proceso de traer al bebé al mundo a conllevado. Desde esta institución se advierte de que muchas mujeres pueden llegar a no percatarse de sus mayores necesidades de ingesta de líquidos, por lo que recomiendan ‘mecanizar’ en cierta medida dicha ingesta, de manera que se beban cantidades medidas de agua, zumo sin azúcar, leche o caldos y cremas frías. En definitiva, no hay que forzar la toma de bebidas, pero si beber siempre que se experimente la más mínima sensación de sed.

 

Esta institución recomienda, en el capítulo de los líquidos durante la lactancia, siempre tener a mano una botella de agua o cualquier otra bebida en el momento de dar de mamar al bebé.  En general, los expertos determinan que es necesario beber unos dos litros de agua y líquidos cada día para estar correctamente hidratada. En general debes evitar bebidas como el alcohol, el café o el té. Asimismo, no se recomienda tomar agua con gas. Intenta combinar bebidas y refrescos Light con agua mineral (preferentemente embotellada) o leche (su aporte de calcio es esencial para evitar la descalcificación). Puedes también tomar cerveza sin alcohol, por sus beneficios en términos diuréticos y aporte de fibra. Para romper la monotonía e incorporar texturas nuevas en las bebidas en la lactancia, te recomendamos apostar por los gazpachos, salmorejos y cremas frías, que te refrescarán y te aportarán vitaminas y un imprescindible aporte de fibra para solucionar posibles problemas de tránsito intestinal.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>