Carnes durante la lactancia

carnes durante la lactancia

Las carnes durante la lactancia ofrecen a la mamá (y, por ende, al pequeño) una muy necesaria fuente de proteínas que, además, bien escogidas y seleccionadas no tienen por qué inyectar grandes cantidades de grasa a la dieta semanal de la madre. Debes, no obstante, diseñar con tu nutricionista, médico de cabecera y pediatra un planning de ingesta semanal de carnes que te permita saber cantidades a tomar, carnes a evitar y aquellas que son más beneficiosas, tanto para el organismo del pequeño como para el tuyo.

Carne baja en grasa

 

Al igual que sucede durante el embarazo, lo mejor es que elijas carnes con la menor cantidad de grasa que sea posible. Te recomendamos hacerlas en la mayoría de los casos o cocidas o a la plancha con muy poco aceite. A la hora de cocinar carnes en la lactancia debes asegurarte de que están perfectamente hechas y que, a la hora de guardarlas en la nevera o congelarlas, se encuentran en paquetes individuales, manteniendo unas perfectas condiciones de higiene y seguridad. Es esencial que en la congelación no se rompa en ningún momento la cadena de frío.

Mejores carnes en la lactancia

 

Como te hemos comentado, durante el periodo de lactancia materna debes apostar por carnes lo más libres de grasa que sea posible y prepararlas, eminentemente, a la plancha. Esto te ayudará a garantizar, además, que vas perdiendo los kilos ganados durante el embarazo.

 

Ten en cuenta que para aportar a la leche materna un gramo de proteína se necesita, aproximadamente, una ingesta del doble de esa cantidad procedente de los alimentos. Asimismo, en este periodo la mamá necesita un aporte complementario diario de unos 15-20 mg de hierro.

 

Puedes tomar de dos a veces por semana las denominadas carnes ‘blancas’ (pollo, pavo, conejo…) y hasta un máximo de tres las carnes rojas (aquí, además de ternera o cordero, incluiríamos los embutidos). En efecto, durante la lactancia la mamá puede volver a consumir embutidos (chorizo, jamón, cecina, longaniza…), si bien con moderación, dado el alto contenido en grasa de estos productos.

 

Te recomendamos que establezcas con tu nutricionista y el pediatra la mejor manera de diseñar tu dieta. No sólo para que aporte a tu organismo y al del bebé los nutrientes necesarios, sino para que, además, encuentres la manera de vencer las limitaciones que te impone el hecho de dar de mamar al pequeño y no caigas en la monotonía.

 

Carnes durante la lactancia
4.67 (93.33%) 3 votes

2 comments

  1. Avatar de Letsfamily Ale   •  

    Gracias por la informacion tengo mi bebe de un mesesito y me da miedo comer algunas cosas ya que no quiero que le haga daño ..

    • Avatar de Letsfamily Letsfamily   •     Author

      Nos alegra mucho servirte de ayuda Ale :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>