Pescados durante la lactancia

pescados en la lactancia

Los pescados en la lactancia no pueden faltar, si bien es cierto que tenemos que cuidar qué tipos de pescados consumimos, ya que hay algunos que, sea por su contenido en mercurio o su alto índice de grasas, son más recomendables que otros en esta fase. Es bien sabido, por ejemplo, que a la hora de esquivar el decaimiento anímico propio de las primeras semanas después de dar a luz, lo que comúnmente se conoce como la depresión postparto, ciertos pescados, tales como el salmón o la sardina, son muy beneficiosos.

 

La razón es que estos productos del mar son muy ricos en Omega 3. Hemos mencionado estos dos ejemplos, el salmón y la sardina, en concreto porque otros pescados azules suelen ser muy ricos en Omega 3 (además de aportar cinc, calcio, yodo y vitaminas A, B,D y E), pero también presentan altas tasas de mercurio (el atún rojo, por ejemplo). En los casos antes mencionados, el equilibrio es óptimo, si bien debes consultar con tu médico y con tu nutricionista.

 

En general, los blancos son los pescados en la lactancia más indicados, ya que además de tener un bajísimo contenido en grasa, aportan vitamina B y, asimismo, importantes cantidades de yodo. El bacalao, los gallos, el rape o la merluza se encuentran en este grupo que, además, tiene bajos índices de mercurio. Es necesario que tengas en cuenta que, para evitar el temido anisakis y alejar la posibilidad de transmitir alguna enfermedad al pequeño a través de la leche materna, la pieza tiene que estar perfectamente cocinada. Pese a que procedas a congelarla puede existir riesgo, así que destierra comidas como los boquerones en vinagre, el salazón o, por supuesto, el sushi.

 

Con los pescados ricos en Omega 3 ayudarás a cuidar el sistema nervioso central del bebé y favorecerás su desarrollo. Asimismo, también le proporcionarás herramientas para que la salud de sus ojos sea óptima durante sus primeros meses de desarrollo.  Los expertos recomiendan que la mamá consuma dos o tres porciones diarias de proteínas de origen animal mientras esté dando de mamar al bebé. Además de en el pescado, éstas se encuentran en las carnes o los huevos, por lo que esta medida te da idea de la manera en la que puedes combinar los pescados durante la lactancia con otros alimentos a lo largo del día y la semana.

 

No obstante, te recomendamos que la dieta la establezcas en consenso con tu médico y tu nutricionista.

 

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>