El cuidado de los senos en la lactancia es muy importante y es algo a lo que muchas mujeres dejan pasar por alto, especialmente las madres primerizas, por este motivo y para concienciarte sobre esto, te vamos a dar unos cuantos consejos para que cuides tus senos como debes durante la lactancia.

Cuidados básicos de los senos

  • Hidratación: Durante el embarazo tus senos aumentan de tamaño y si no hidratas bien tus senos, durante y tras el embarazo, es muy probable que aparezcan las temidas estrías. Para evitar la aparición de estrías usa cremas hidratantes o cremas antiestrías, pero evita aplicarlas en el pezón ya que podrían producirse irritaciones en la zona, que estará especialmente sensible.
  • Presta atención a tus pezones: Será la parte más delicada, los sentirás muchas veces doloridos e irritados, lo mejor que puedes hacer es adquirir la costumbre de humederlos con tu propia leche tras dar el pecho y dejarlos secar al aire. Esta simple acción ayudará a evitar que se produzca alguna infección, ya que la leche materna cuenta con múltiples propiedades antiinfecciones.
  • Mantén una buena higiene: Conseguirás una buena higiene con una ducha diaria, no es necesario que limpies los pezones muy a menudo, pero sí que te laves bien las manos antes y después de dar el pecho. El lavado excesivo de los pezones puede ser más negativo que positivo. Higiene sí, pero en su momento adecuado.
  • Aplica masajes: Si quieres prevenir una congestión mamaria, lo mejor que puedes hacer es aplicarte unos masajes ligeros en los senos, para ello presiónalos suavemente con las yemas de los dedos, aplica la presión con movimientos circulares, desde la parte superior del pecho hacia la aureola.
  • Lleva sostenes adecuados: Tu sujetador no debe comprimir demasiado el pecho.
  • Vacia el pecho: Cuando des el pecho a tu hijo vacía el pecho completamente, si no lo vacía el niño, deberías vaciártelo tú ya que a veces las mamas se congestionan y se puede obstruir el conducto mamario.
  • Practica ejercicio: Tras el parto el pecho puede perder firmeza, por eso es muy importante que intentes evitar esto practicando ejercicios adecuados para que los músculos que están detrás de las mamas hagan su trabajo y mantengan tus senos como si nunca hubieras dado a luz. Si no quieres centrarte sólo en ejercicios para el pecho, deportes como la natación, el yoga o pilates, pueden ayudarte a mantenerte en forma.

Productos para el pecho

Hay una serie de productos para el pecho durante el postparto que pueden venirte muy bien, cremas, aceites, discos absorbentes o pezoneras para las pérdidas de leche, sacaleches para preparar biberones con la leche materna al bebé, sostenes para la lactancia y un largo etc. que te facilitarán la tarea de mantener tu pecho lo mejor cuidado posible durante esta época de tu vida en la que requerirá tu máxima atención.

Cómo cuidar los senos durante la lactancia
Puntua este artículo