Tarde o temprano, el momento de dejar la lactancia materna acaba llegando, pero para que el destete del bebé sea correcto y se eviten complicaciones, hay que diseñar un buen plan y seguir unas pautas, haciendo el proceso de una forma progresiva, pero… ¿cómo se puede hacer? En este artículo te lo explicamos.

Cómo hacer el destete del bebé

Lo que debemos hacer es ir poco a poco eliminando las tomas. Con ello haremos que el bebé se vaya acostumbrado a recibir menos y no le suponga un gran problema. Si el niño está acostumbrado, por ejemplo, a 10 tomas al día, se puede mantener las dos primeras, las centrales y las últimas. Posteriormente ir separándolas más en el tiempo.

También es necesario observar cuál es la toma que más trabajo le cuesta hacer y a la que presta menos atención, esa será la primera que podamos retirar. Asimismo, también se aconseja ir acortando el tiempo de lactancia. Por poner un ejemplo, si antes el bebé tardaba unos 8 minutos en cada toma, podemos ir reduciéndola paulatinamente, pasando de 8 a 7 y sucesivamente.

Es importante armarse de paciencia porque el bebé no se acostumbrará a hacer cambios demasiado bruscos, por tanto no hay que olvidarse que el proceso de destete puede llegar a tomar algunas semanas.

Ver artículo relacionado:  Claves para producir más y mejor leche materna

Eliminar la lactancia durante el día, otra opción

Otro consejo que resulta muy importante en el destete del bebé es elegir eliminar la lactancia durante el día, al menos cuando el bebé ya no tenga la costumbre de hacer tantas tomas. Lo que sí se puede hacer es darle de mamar durante la noche, pero poco a poco ir reduciendo las tomas, lo mismo que durante el día.

Para que el cambio a los alimentos sólidos no le resulte demasiado brusco, lo más aconsejable es que cuando se haga el destete comencemos a ofrecerle leche preparada. De esta forma podría continuar succionando el biberón tal y como lo haría con el pecho de la madre y poco a poco se irá acostumbrando a otra clase de alimentación, como la sólida, que se le dará más adelante.

El hecho de que no sea la madre el que le dé el biberón es otro punto que se debe tener en cuenta, al menos las primeras veces. El papá puede asumir ese rol, así el bebé no tendrá deseos de tomar el pecho al tener cerca a su madre.

Ver artículo relacionado:  Los tipos de lactancia

Estos son tan solo algunos de los muchos métodos para llevar a cabo un buen destete del bebé. Lo más importante es hacerlo con mucha paciencia, porque esto no es algo que se haga de la noche a la mañana, es cuestión de acostumbrarse y en el momento menos pensado, ya estarás alimentando al bebé de otra forma.

Cómo destetar al bebé: Consejos a tener en cuenta
Puntua este artículo