¿Cómo funciona un sacaleches?

como-funciona-sacaleches

El sacaleches es un utensilio específicamente creado para que la mamá extraiga la leche materna, bien sea de modo manual o eléctrico. ¿Cómo funciona el sacaleches? Es una de las preguntas que muchas mujeres se hacen. Su funcionamiento es muy sencillo y no se requiere de una gran habilidad, aunque al principio puede llegar a costar un poco acostumbrarse a su funcionamiento.

Es importante tener en cuenta que la extracción de leche requiere cierta experiencia y que al principio es normal obtener poca leche, pero a medida que el proceso se vaya repitiendo, resultará más fácil y rápido hacerlo, con el consiguiente aumento de leche para el bebé.

Lo que debes saber sobre el sacaleches

Antes de utilizarlo hay que leer bien las instrucciones del fabricante, esterilizarlo metiéndolo en el microondas vacío y teniendo muy bien limpias tanto las manos como la zona del pezón de cada pecho.

Viene en varias piezas separadas que hay que montar, el bote con rosca, la tapa con la palanca y la parte que se coloca en la mama. Una vez colocado hay que presionar un poco sobre el pezón e ir pulsando la palanca de forma repetida para que imite la succión del bebé y la leche vaya saliendo poco a poco.

Consejos sobre la extracción de leche

Para la extracción hay que estar en un lugar tranquilo y cómodo, donde nadie nos pueda molestar. Es aconsejable darse un masaje en el pecho de manera suave, desde la zona externa del pecho hacia el pezón antes de comenzar las extracciones.

Cuando se haya acabado, se debe colocar el sacaleches en el pezón y se comenzará con succiones cortas y suaves, pero rápidas. Si no sale leche en los primeros minutos no hay que preocuparse, saldrá tarde o temprano.

En unos minutos, es posible que el pecho se va endureciendo un poco y que se nota cierto cosquilleo, es el aviso natural de que comenzarán a salir las primeras gotas de leche. En este caso, la succión debe ser mantenida, pero más lenta. Poco a poco se podrán tolerar succiones más fuertes sin que llegue a resultar molesto.

Con el tiempo se adquirirá más experiencia y se podrá dar un masaje en el pecho, haciendo hincapié en aquellas zonas que se encuentren más duras, que es donde se encuentra leche almacenada. Con este masaje la leche saldrá en menos tiempo y de una forma más sencilla.

Cuando ya no salga más, se debe cambiar el pecho y repetir la operación que hemos hecho anteriormente. Una vez acabado con éste, se puede volver de nuevo al otro para aprovechar al máximo la leche. Cuando se haya acabado es conveniente colocar un papel absorbente o un disco de algodón en el pezón, presionándolo con el sujetador porque puede haber alguna que otra pérdida.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>