Consejos para medir la fiebre del bebé

fiebre

Una de las principales preocupaciones de los papás es la fiebre del bebé. Sus causas, si sube, si baja, qué se puede hacer… en este sentido, especialmente en el caso de las mamás y papás primerizos, tomar la temperatura al bebé puede resultar complicado. No por su dificultad intrínseca, sino porque muchas veces no se tiene claro cómo hacerlo de la manera más eficiente.

Hoy te vamos a mostrar cómo y cuándo ponerle el termómetro al bebé para tomarle la temperatura.

Medir la fiebre en el bebé

No olvides que la fiebre es un mecanismo natural que tiene el organismo para combatir ciertas infecciones. Con esto queremos decir que, siempre que no sea excesiva o anormal, la fiebre no tiene que ser algo grave o preocupante.

Sin embargo, medir la fiebre del bebé es el primer paso para detectar si estamos ante un proceso normal o si, por el contrario, la situación requiere tomar medidas más serias. Para empezar, la manera más exacta de medir la temperatura (tanto en bebés como en adultos) es mediante un termómetro digital, que cuentan con un margen de error mucho más reducido.

Eso sí, es importante que utilices un termómetro diferente para cada uso. Es decir, si tomas la temperatura del bebé vía rectal, en la axila o por vía oral, cada termómetro deberá destinarse a ese uso en concreto.

Una primera manera de saber si el bebé tiene una temperatura anormal, sin usar el termómetro, es apoyar nuestros labios en su frente. Esto nos dará una sensación física más exacta que el clásico gesto de apoyar la mano sobre la frente.

Es importante que tomes la temperatura al bebé en condiciones normales, es decir, no inmediatamente después del baño, tras haber tomado el sol o recién llegado de la calle, ya que las condiciones externas podrían alterar la medición.

Los expertos estiman que la mejor manera de medir la fiebre de los pequeños/as es por debajo de la axila, ya que la medición oral no es tan exacta y muchos padres se sienten intimidados por la medición rectal (que, además, puede lastimar al bebé en caso de hacerse mal).

Podemos hablar de fiebre cuando la temperatura tomada en la axila se sitúa en los 38º o más.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>