La enuresis en el bebé

enuresis

Uno de los problemas al que tiene que enfrentarse muchos padres es el de la enuresis en el bebé. Este trastorno no es otra cosa que la emisión repetida e involuntaria de orina en diferentes momentos del día o la noche.

En los niños, se entiende como las micciones que se desarrollan más allá del periodo límite en el que se considera que el niño o la niña ya debería controlar el esfínter y la vejiga. Se estima que este periodo ‘límite’ está entre los 4 y los 6 años de edad.

Tipos de Enuresis

Los expertos distinguen varios tipos de enuresis infantil, en función del momento en el que se produce la micción o la naturaleza de la misma.

Momento del día

En función del momento del día en que se produce hablamos de Enuresis Diurna y Enuresis Nocturna. La diurna se produce en las horas del día y la nocturna en el periodo de sueño de la niña o el niño. Éstas últimas son las más habituales.

Control de la micción

En función del control de la micción podemos hablar de enuresis primaria y secundaria. La primaria es la que sucede cuando el niño no ha sido capaz de controlar la micción durante un periodo prolongado (que los expertos fijan en medio año) y la secundaria cuando, habiéndolo logrado, la pequeña o el pequeño vuelven a hacerse pis de día o de noche. La enuresis primaria es la más habitual.

Frecuencia

La enuresis puede ser continua o intermitente, es decir, puede producirse todos los día o noches, o darse en algunos periodos, interrumpirse y volver a producirse.

Los especialistas también hablan de enuresis asintomática/monosintomática o de enuresis no asintomática, en función de si se presenta con otros síntomas relacionados con el aparato urinario.

Tratamiento de la enuresis

Cuando vayáis al especialista es importante que hayáis recopilado toda la información que creáis que pueda serle de utilidad: frecuencia de la micción, diurna, nocturna, periodo previo (si es que lo hubo) con control de la micción, hábitos alimenticios y de hidratación del niño/a, antecedentes familiares…

En la mayor parte de los casos la enuresis desaparece espontáneamente antes de los seis años de edad. La mejor manera de evitar este problema es establecer en el niño/a una serie de rutinas, como hacer pis antes de ir a la cama, fijar frecuencias constantes para ir al baño, no retirar el pañal antes de los dos años (ni prolongar su uso más allá de los 3)…

En casos extremos, el especialista puede sugerir tratamientos farmacológicos o asistencia psicológica.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>