La ictericia es una afección que sufre la piel, que se muestra con tonos amarillos así como la zona blanca de los ojos. A veces afecta a los bebés recién nacidos, de hecho es bastante común que ocurra. 

La ictericia en la lactancia puede observarse o bien por la concentración de bilirrubina en sangre en la primera semana de vida del bebé, o posteriormente a la primera semana de vida, porque no recibe suficiente leche materna o bien cuando la recibe, que en este caso la causa es la propia lactancia materna la que provoca la afección. En este artículo os vamos a hablar de la ictericia causada por la leche materna.

La ictericia por leche materna

Lo más común es la ictericia en la primera semana de vida del bebé. Afecta a más de la mitad de los bebés. El motivo por el que se produce es debido a una elevada concentración de bilirrubina en la sangre. 

El hígado no es lo suficientemente eficaz para filtrar bien la bilirrubina de la sangre y es por ello que los bebés recién nacidos sufren de ictericia. Normalmente cuando pasan unos días y el bebé va madurando se recuperará. 

En caso de que tras la primera semana de vida no se recupere, el motivo de que continúe padeciéndola puede ser debido a la leche materna. No se conoce exactamente cual es el motivo que provoca esto en el bebé, pero se cree que la razón es alguna sustancia de la leche que en cierto modo obstaculiza la descomposición de la bilirrubina. 

A pesar de que la leche materna pueda ser la causante de la ictericia se recomienda no dejar de dar el pecho al pequeño, en unos días los niveles de bilirrubina deberían bajar y volver todo a la normalidad. No obstante, tanto si se vuelve o no a la normalidad, lo más recomendable es siempre que acudamos al pediatra para que haga un seguimiento de la evolución del pequeño.

Ver artículo relacionado:  La enuresis en el bebé

¿Es peligrosa la ictericia provocada por la leche materna?

En principio no, la ictericia por leche materna no suele complicarse, el bebé se suele recuperar sin problemas, pero es necesario que reciba monitorización y el tratamiento adecuado, sobre todo si hay niveles altos (muy altos) de bilirrubina, en estos casos a veces puede complicarse más el problema. 

Tratamiento de la icetericia

Cuando se trata de ictericia por leche materna, y la bilirrubina no supera el nivel de los 20 miligramos, los tratamientos que se suelen emplear son los siguientes:

  • Aumento de la frecuencia de la alimentación del bebé: De este modo el aparato digestivo trabajará más, con movimientos del intestino que permiten excretar el exceso de bilirrubina.
  • Fototerapia: Es un método bastante efectivo, consiste en administrar una luz al bebé que ayuda a que la bilirrubina se descomponga.
Ver artículo relacionado:  ¿Es posible quedar embarazada durante la lactancia materna?
Porqué la lactancia materna produce ictericia
Puntua este artículo