¿Qué es la rinitis del embarazo?

rinitis

Los estornudos, el goteo constante o los picores de nariz clásicos de la rinitis son bastante comunes en las embarazadas. No en vano, se ha descrito una condición exclusiva de las mujeres que esperan un bebé y que se denomina rinitis del embarazo. Pese a que no estamos ante una dolencia grave, puede llegar a ser un problema molesto, por lo que hoy te vamos a explicar en qué consiste y cómo se trata.

¿Qué es la rinitis del embarazo?

La rinitis del embarazo es una inflamación de las fosas nasales que se produce durante la gestación. Una de cada cinco embarazadas suelen experimentar este problema, que puede presentarse en cualquier momento, si bien en los primeros 90 días de la gestación es cuando resulta más común.

Normalmente se presenta espontáneamente y, asimismo, tiende a desaparecer del mismo modo. No hay una duración fija de la rinitis del embarazo, si bien puede acompañar a la futura mamá durante semanas.

¿Qué síntomas tiene la rinitis durante el embarazo?

La rinitis suele manifestarse de manera súbita y, por regla general, suele ser leve. Los síntomas que presenta son los típicos en las enfermedades nasales:

-          Goteo constante en la nariz.

-          Picores.

-          Estornudos.

-          Migraña.

-          Problemas auditivos.

-          Fatiga.

-          Pérdida de olfato.

-          Enrojecimiento en los ojos.

Tratamiento

En general, los especialistas son muy conservadores a la hora de tratar con medicamentos las rinitis del embarazo, ya que su administración podría afectar al feto. En este sentido, siempre bajo el consejo de tu especialista, puedes probar con algunos remedios naturales y caseros:

-          Intenta probar con vahos de agua y hojas de eucalipto.

-          Evita que tus fosas nasales estén sometidas al efecto irritante de agentes externos ante los que pueden mostrarse especialmente sensibles durante el embarazo: polvo, polen, pelo de animales, tabaco…

-          Realiza ‘lavados’ de las fosas nasales con suero fisiológico y, de necesitarlo, prueba a emplear gotas humectantes y calmantes en caso de que el goteo de la nariz esté acompañado por enrojecimiento y picor de ojos.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>