La lactancia complementaria

la lactancia complementaria

La lactancia complementaria es la fase que comienza cuando la alimentación exclusiva mediante la leche materna deja de proporcionar al pequeño o la pequeña los nutrientes que necesita. De acuerdo con lo que establece la Organización Mundial de la Salud, esta fase se desarrolla en el periodo que comprende desde los 6 a los 18 o 24 meses meses de vida.

 

La OMS recomienda que este periodo en la alimentación del bebé se introduzca, ni más ni menos, en el periodo adecuado, con la consistencia y variedad suficientes como para que se estimule el desarrollo psicomotor del pequeño y pueda recibir los nutrientes necesarios que aseguren su crecimiento saludable. La frecuencia de recepción diaria de alimentos complementarios a la leche materna debería ser, al principio, de una o dos tomas al día en los dos primeros meses. A partir de ahí (entre los 9 y los 11 y entre los 12 y los 24 meses) se proporcionarán tres o cuatro tomas.

 

Desde la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria se recomienda que la introducción de nuevos alimentos se realice de manera progresiva y lenta, de manera que no suponga un choque para el pequeño. No obstante, al menos durante el primer año, el aporte mínimo de leche materna durante el primer año tiene que ser de 500 mililitros.

 

La lactancia complementaria incluye aportes de alimentos que sean nutritivos, proporcionen aporte suficiente de vitaminas al bebé y sean sencillos de comer y digerir. De los 6 a los 9 meses se pueden incluir comidas como papillas o purés, entre los 9 meses y el año se puede comenzar a darle al bebé algunos alimentos triturados. A partir del año de edad en adelante los alimentos que se le dan al pequeño o la pequeña pueden ir ganando en consistencia, en la medida que la capacidad del bebé puede deglutir mejor la comida se incrementa.

 

Es muy importante que los nuevos alimentos vayan siendo aportados al bebé poco a poco, y de una vez. Así podremos ir detectando posibles casos de intolerancia temprana de nuestro hijo a ciertos alimentos. En esta fase es necesario que acudamos de manera periódica al especialista para medir el crecimiento y grado de desarrollo del pequeño o la pequeña.

 

Si deseas conocer más datos acerca de la lactancia complementaria o la alimentación del bebé y la mamá en general (antes y después del parto) puedes acudir a la web de Letsfamily (http://www.letsfamily.es/ ), donde encontrarás toda clase de consejos, ideas y reportajes.

 

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>