La lactancia mixta se produce cuando el bebé se alimenta tanto de la leche materna como de leches infantiles. Hay muchos motivos por los que una madre puede decidir realizar este tipo de lactancia, por ejemplo, los siguientes:

  • Se incorpora al trabajo y no siempre puede darle el pecho al bebé.
  • El padre colabora en la alimentación del pequeño.
  • Por recomendación del pediatra, porque la lecha materna no cubra todos nutrientes que el bebé necesita.
  • El bebé no toma bien el pecho.

Métodos para realizar la lactancia mixta

Se pueden diferenciar dos métodos para llevar a cabo la lactancia mixta: Alternando y combinando.

  • Alternando: Consiste en dar una toma del pecho, la siguiente con biberón de leche infantil y así sucesivamente. Es un buen método para involucrar al padre en la alimentación del bebé, ya que, cuando la mamá no está, el padre puede sustituirla dándole el biberón al pequeño.
  • Combinando: Este método consiste en mezclar en una misma toma las dos opciones, es decir, se da primero el pecho durante un cuarto de hora y el tiempo restante de la toma se da el biberón.
Ver artículo relacionado:  ¿Se puede dar el pecho teniendo gripe?

Problemas habituales con la lactancia mixta

Una vez que ya conocemos los métodos de la lactancia mixta, es momento de hablar de los problemas más habituales que suelen surgir, para que sepamos enfrentarnos a ellos.

Uno de los problemas que más suele preocupar a las madres es que el bebé pueda rechazar el pecho una vez comienza a alimentarse con leche infantil. Esto puede ocurrir por varios motivos:

  • El bebé no consigue obtener de forma eficaz la leche materna cuando se le da el pecho y acaba rechazandolo por sentir frustración, algo que puede ocurrir antes de comenzar con la lactancia mixta.
  • Diferencias en la succión: Puede haber un rechazo si el lactante se acostumbra a succionar del biberón y le gusta más. Para evitar esta preferencia lo mejor es usar biberones que sean lo más similar posible a una mama real.

Consejos básicos sobre la lactancia mixta

Para finalizar, vamos a daros unos cuantos consejos que pueden ayudarte a afrontar la lactancia mixta de la mejor forma posible.

  • Cuando utilizamos el método de combinación, debemos ofrecer primero el pecho y después el biberón.
  • ”Más vale que sobre a que falte”. Si el bebé se queda sin leche, cuando esté tomando el biberón, no completará su alimentación y necesitará sacar más leche del pecho. Lo mejor ofrecerle cantidad para que sobre y que beba hasta que no quiera más.
  • Hay que usar un biberón que sea lo más semejante posible a una mama real.
  • Hay que ofrecer el pecho con frecuencia alta, no se debe dejar de pasar más de dos horas sin ofrecer el pecho en el día y unas cuatro horas durante la noche.
  • Utiliza pulseras de lactancia para recordar los momentos en que debes de dar el pecho a tu bebé.
Ver artículo relacionado:  Beneficios de la lactancia para la mamá
Todo sobre la lactancia mixta
5 (100%) 1 vote