Cómo conseguir que se lave los dientes

conseguir-que-se-lave-los-dientes

Según diferentes estudios, uno de cada tres niños españoles no suele cepillarse los dientes todos los días. La limpieza de dientes de los niños es algo que deben tener muy presente desde que son pequeños, con lo que estarán evitando la aparición de algo muy común entre los niños como son las caries y estarán manteniendo una buena salud bucal.

En ocasiones, y aunque les hablemos de la importancia que tiene el cepillado de dientes, no siempre nos hacen caso y por una razón u otra no se los cepillan. Ante esta situación… ¿cómo podemos actuar? En este artículo te damos unas cuantas pautas para que puedas hacer que se cepillen los dientes todos los días.

Consejos para que los niños se cepillen los dientes

Lo primero que hay que hacer es predicar con el ejemplo. Por tanto, cuando estemos por la mañana en el baño preparándoles para ir al cole, nunca está de más que nos cepillemos los dientes.

A los niños les encanta imitar y por eso seguramente que no tardarán mucho en querer hacer lo mismo que estamos haciendo nosotros. Además, si sale por iniciativa propia del niño, podemos hablar de los muchos beneficios que tiene contar con una dentadura sana.

Otra forma de hacer que se cepillen los dientes es convertir esta acción en algo divertido y se pueden utilizar diferentes juegos para que aprendan a cepillarse los dientes correctamente. Una buena idea es contarle cuentos en los que los protagonistas sufran las consecuencias que tiene el hecho de no seguir una correcta higiene bucal.

Dejar que los niños se cepillen los dientes con nosotros es otra opción. Siempre podemos ponerle un taburete para que pueda estar a la altura del espejo y puedan verse al igual que lo hacemos los adultos. ¡Hacer las cosas en equipo siempre es más llevadero!

Cuando tengan unos 10 años aproximadamente, nunca está de más aumentar la efectividad de su cepillado con el uso de un hilo dental y también de un colutorio, aunque en este caso, para ellos existen opciones infantiles en el mercado.

Puede que la pasta de dientes que utilizamos los adultos no sea ni la adecuada para su dentición ni tampoco para su gusto porque puede ser demasiado fuerte. Por ello, nunca está de más comprar una pasta de dientes infantil que sea menos abrasiva y tenga sabores mucho más agradables que la pasta de los adultos.

Si a ello sumamos un cepillo de dientes con formas y colores divertidos seguro que tendrá más ganas de usarlo todos los días.

Para finalizar, se puede utilizar un revelador de placa, un producto que una vez aplicado colorea de cierta forma la placa bacteriana. De esta forma el niño podrá saber cuáles son las zonas donde no se ha cepillado bien y aprenderá a hacerlo correctamente.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>