La llegada de los Reyes Magos provoca mucho entusiasmo y nerviosismo entre los más peques de la casa, que esperan sus regalos con gran ansia. Por ello, cuando queremos que se vayan a dormir pronto antes de Reyes y que al día siguiente madruguen y abran los regalos, no suelen dormirse de forma rápida. Entre que ya están nerviosos por la situación y que los padres solemos cometer algunos errores, puede ser una misión imposible.

A continuación te damos unas pautas para ayudarte con este problema, verás que ponerle solución es mucho más sencillo de lo que podría parecer a simple vista.

Prepara muchas actividades para el día

Haz que se junten unos cuantos de sus amigos, llévalos a merendar, a la cabalgata y sobre todo, déjalos que jueguen mucho. Si consigues que tu hijo se canse durante el día preparando una agenda repleta de actividades divertidas y cansadas, lograrás que cuando llegue la hora de dormir esté lo suficientemente agotado como para irse a la cama temprano y caer rendido.

Evita que duerman la siesta

Obviamente queremos que cuando los niños se acuesten temprano duerman, si les dejamos dormir la siesta, tal como ocurre con los adultos, dormir por la noche será mucho más difícil. Así que ya sabes… ¡Siesta prohibida el día 5 de enero!

Ver artículo relacionado:  Los niños y la dislexia

Evita la cena justo antes de acostar a tus hijos

Es necesario dejar que se haga la digestión antes de ir a dormir, el sueño puede verse perjudicado en caso de que no sea así. Además deberías elegir una cena ligera. Si realmente queremos que nuestro hijo duerma pronto y duerma bien, tenemos que tener esto muy presente.

No utilices frases para presionar el sueño

Es habitual que los padres amenacen a sus hijos diciéndoles que si no se duermen pronto los Reyes Magos no entrarán en casa a dejar los regalos. Esto tiene un efecto totalmente contrario a lo que buscamos, en lugar de conseguir que nuestros hijos se duerman rápido, conseguiremos aumentarles la ansiedad y que la conciliación del sueño sea mucho más difícil para ellos.

La hora de dormir es una hora divertida

Cuando se acerque la hora de dormir, haz que resulte divertido, que sientan entusiasmo por acostarse pronto para dejar que los Reyes Magos lleguen con los regalos y los dejen en su sitio. Para lograr esto, una buena idea es preparar junto a tu hijo todo lo necesario para recibir la llegada de los Reyes Magos como se merecen: Un vaso de leche con galletas (que podéis haber preparado de forma casera por la tarde), un caldero de agua para los camellos y los zapatos bien limpios junto a la ventana.

Ver artículo relacionado:  ¿Qué es la disfemia infantil?

Seguro que ahora te resultará mucho más fácil que tus hijos se vayan a dormir temprano. ¡Buena suerte!

Cómo hacer que se acuesten pronto la víspera de reyes
Puntua este artículo