Cómo enseñar a ahorrar a tus hijos

ahorrar-dinero-ninos

Enseñar a ahorrar a niños es algo de gran importancia para que el día de mañana no sean unos auténticos despilfarradores. Sabiendo que los niños imitan lo que ven de sus padres, es lógico que seamos los adultos quienes tengamos que dar ejemplo a los más pequeños de la casa con pequeños gestos.

En uno de los informes PISA (Programa Internacional  de Evaluación de Estudiantes), revela que uno de cada seis niños españoles no sabe cómo se usa una tarjeta de crédito o para qué sirve una factura entre otros detalles.

Puede parecer algo normal pero para los expertos es una muestra de que no existe una firme cultura financiera entre los más pequeños de la casa. Por eso es de gran importancia mejorar en este aspecto.

¿Cómo enseñar a ahorrar a los niños?

Se puede comenzar con pequeños gestos para que poco a poco vayan asimilando el concepto, siempre poniendo ejemplos relacionados con el dinero y adecuándolos a su edad y lenguaje. De esta forma podrán ir teniendo poco a poco una toma de contacto

Es muy importante que los niños aprendan que el control del dinero es un tema en el que hay que ser riguroso. Por ejemplo, se recomienda que los padres no den todo lo que el niño pide, porque pensará que todo se puede conseguir con tan solo pedirlo. En este caso, decir “no” es necesario porque le resultará de gran ayuda.

Si animamos a los niños a que ahorren para poder conseguir lo que quieran, les ayudará a que sean responsables. Si aprenden esta responsabilidad desde que son niños, estarán preparados para conseguir una buena estabilidad financiera cuando lleguen a la edad adulta.

Los niños pequeños no saben mucho de matemáticas, pero es recomendable que se les ayude a comprender a que el dinero tiene límites y que todo tiene un precio. Por ejemplo, a la hora de ir al quiosco, podemos darle a elegir un solo producto entre muchos de los que hay. De esta forma aprenderá los límites del dinero.

Nunca está de más explicarle que los adultos trabajamos para ganar dinero y que gracias a él se pueden tener muchas cosas, pero que hay que saber administrarse para no quedar sin dinero y no poder comprar cosas tan básicas como la comida, por ejemplo.

Cuando los niños son más mayores, muchos padres les dan una asignación semanal, otra de las mejores herramientas para poder enseñarles cómo poder ahorrar y gastar el dinero. Es importante hacerles saber que no se paga por hacer cosas como estudiar, portarse bien, ayudar en casa, etc., sino que se paga por hacer trabajos adicionales. De esta forma también podrán conocer al valor del dinero.

Para finalizar, es recomendable hablar con ellos sobre las metas financieras, sobre lo que les gustaría comprar y muchos otros aspectos similares serán de gran ayuda.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>