Cómo enseñarle a valorar los objetos de casa

aprender-valorar-obejtos-juguetes

Puede que pensemos que un niño no sepa valorar lo que tiene, sobre todo cuando es pequeño. Lo cierto es que es a esta edad cuando hay que hacerles entender que lo que tienen ha costado conseguirlo y deben ser cuidadosos con ello para que les dure el mayor tiempo posible.

Los expertos recomiendan que enseñemos a los niños a que valoren las cosas materiales que tienen a medida que vayan creciendo. La razón es porque así aprenden a ser felices con lo que tienen y no con lo que desean.

Las claves para enseñarles a valorar los objetos de casa

Se debe tener en cuenta que cuando un niño crece en un ambiente en el que siempre se le ha dado todo lo que pide o cuando algo se le estropea rápidamente es sustituido, no podrá aprender el valor de las cosas, ni tampoco el trabajo que supone conseguirlas.

Por eso es tan importante que, independientemente de si la familia tiene una buena capacidad económica y puede permitírselo, que no cedan a todas las peticiones del niño porque de lo contrario el niño o la niña no aprenderán a dar valor a las cosas que tienen. Además, es recomendable pedirles un esfuerzo por conseguir que las cosas estén siempre bien cuidadas.

<h2>Cómo enseñarles a valorar lo que tienen</h2>

Esto es algo que debe trabajarse poco a poco y no hay que esperar a que se aprenda de la noche a la mañana. Como mamás o papás debemos armarnos de paciencia porque a veces habrá que trabajar bastante para conseguirlo.

Por ejemplo, debemos establecer unas pautas desde que son pequeños para que sean ordenados. Esto quiere decir que todo lo que tengan debe tener un sitio específico donde debe ser guardado, de esta forma estará a salvo de pisotones, patadas y cualquier otro peligro que pueda estropearlo.

No vale colocar las cosas  y ya está, hay que hacerlo con cuidado, como por ejemplo con los libros. Si van a colocar un libro en una estantería hay que ponerlo en la mejor posición para evitar que las cubiertas se doblen, por ejemplo.

Otro aspecto en el que podemos ayudarles es cuando quieran algo que les guste mucho. Podemos hacer un intercambio con ellos para que aprendan la lección. Por ejemplo, si quieren una nueva mochila para el colegio, podemos decir que se la compraremos, pero solo si se portan bien y hacen la cama cuando la habitación esté ventilada.

También puede ser poner la mesa durante una semana, recoger su habitación, sacar al perro todas las tardes, etc. De esta forma comprenderá sin que les digamos nada que las cosas que tiene cuesta trabajo y dinero conseguirlas. Sin duda es una de las mejores lecciones que pueden aprender incluso desde que son pequeños.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>