Día internacional del libro: ¿Cómo hacer que los niños lean más?

lectura-ninos

La lectura es algo muy importante en la vida de todas las personas y conlleva muchos beneficios. Coincidiendo con una celebración tan importante como la de hoy, el Día Internacional del Libro, queremos aprovechar este momento para darte unos cuantos consejos sobre la lectura niños y para que éstos muestren más interés por la lectura y se animen a leer más.

Consejos para promover la lectura en los niños

Como sucede en muchas ocasiones, todos los niños son auténticas esponjas y lo mejor es predicar con el ejemplo. Si sus referencias como papá y mamá suelen leer, ellos querrán hacerlo también, por tanto, si quieren leer, se les deben proporcionar libros adecuados a su edad.

Visitar con ellos una librería, la zona de lectura de un centro comercial o un espacio especializado en libros es una idea estupenda. Hay que llevarles a la zona donde se encuentran los libros para niños de su edad y dejarles que sean ellos los que elijan aquel que quieren. Por norma general, cuando los niños son pequeños, no elegirán aquellos libros que tienen mucho texto porque no lo entienden, suelen elegir aquellos que tengan ilustraciones divertidas con mucho color y algo de texto.

No importa que no sepan leer, la toma de contacto con los libros es primordial para que se vayan acostumbrando y poco a poco aumenten sus ganas de hacer lo mismo que su mamá y su papá en casa. Las ilustraciones tienen la capacidad de estimular su imaginación, algo muy importante que siempre se debe tener en cuenta, lo que hará que no tengan miedo o reticencia a coger los libros.

Lectura de cuentos, imprescindible para los niños

Otra forma muy especial de ayudarles a sentir ganas de leer es contándoles cuentos, poco a poco cada vez más complejos, lo que hará que se concentren y quieran saber el final de cada historia, creándoles cierto sentimiento de dependencia para futuras historias.

En casa, es recomendable dejarles los libros a la vista. Si los dejamos guardados directamente en un armario o estantería a la que no pueden llegar, es muy probable que ni siquiera se molesten en intentar cogerlos. En su habitación, siempre deben tenerlos a mano para que los lean cuando quieran.

El hecho de limitar el tiempo de otras actividades más comunes hoy en día como es el que emplean en la televisión o los videojuegos también es recomendable. Hacer una actividad como media hora o una hora de lectura en familia todos los días puede ser algo que también influirá en la voluntad del niño para leer, tomando esta actividad como algo divertido porque en los libros hay muchas aventuras que harán que vuele su imaginación.

Para finalizar, no hay que olvidarse de dejarles que lean los libros como quieran, si solo quieren ver sus ilustraciones, si solamente quieren leer partes, que exploren los libros es bueno. Al fin y al cabo, harán lo mismo que hacemos los adultos cuando vamos a comprar uno a la librería, ¿no crees?

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>