La narcolepsia en niños es un trastorno neurológico relacionado con el sueño que no es demasiado común durante la infancia. Según los últimos estudios, solo el 4,5% de los niños presentan estos síntomas antes de los 5 años, poco más de un 16% antes de los 10 y alrededor de un 34% antes de los 15 años.

¿Qué es la narcolepsia en niños y cuáles son sus causas?

Es una alteración que provoca en los niños somnolencia durante el día, lo que hace que los niños puedan llegar a tener episodios de sueño profundo donde les resulta muy difícil poder controlar las ganas de dormir y acaban durmiéndose prácticamente en cualquier lado, sin importar dónde se encuentren. 

La somnolencia excesiva puede derivar en ataques de sueño y el niño no puede resistir el sueño y puede tener episodios de sueño profundo que pueden ir desde unos minutos a durar más de una hora. Se han hecho muchos estudios sobre las causas y una de ellas es que se debe a una carencia de hipocretina, una sustancia considerada como neurotransmisora.

Esta sustancia está relacionada con el hipotálamo, una glándula del cerebro que tiene como misión regular el sueño y la vigilia entre otros factores. Esta glándula está formada por dos zonas, una se encarga de la producción de histamina y otra hipocretina. Cuando se pierden neuronas con capacidad de producir esta sustancia, podría estar relacionada con la regulación de los ciclos de vigilia y sueño.

Por otro lado, se cree que la narcolepsia guarda relación con una predisposición genética, por lo que aquellas personas que cuenten con familiares de primer grado con narcolepsia cuentan con un riesgo 40 veces superior de sufrir este trastorno que el resto de la población.

Algunos factores ambientales como pueden ser los cambios hormonales, infecciones, problemas del sistema inmunitario, traumas emocionales o situaciones de estrés pueden llegar a desencadenar o a empeorar la narcolepsia. Esto hace que se activen erróneamente las células linfocitarias, donde éstas atacarían las células productoras de hipocretina. 

Síntomas y tratamiento

Dentro de los síntomas asociados a la narcolepsia en niños se puede destacar:

  • Problemas para dormir.
  • Excesivo sueño diurno.
  • Pérdida de memoria sin razón aparente.
  • Sensación de cansancio y fatiga en todo momento.
  • Falta de motivación, depresión y/o cambios de humor.
  • Comportamiento automático y problemas para memorizar y concentrarse.
  • Patrones de sueño y despertares nocturnos.
  • Impulsos para comer sin control.

No existe cura para la narcolepsia y su tratamiento es sintomático y crónico. Con ello se busca controlar aquellos síntomas que afectan directamente a la calidad de vida del niño. El tratamiento tiene que ser individualizado, adaptándose a las necesidades de cada niño.

Se pueden recomendar siestas durante el día, lo que mejorará su rendimiento, en cuanto a tratamiento farmacológico se centrará en el síntoma más incapacitante, como la cataplejia o ambos. Para la reducción de la somnolencia se pueden usar diferentes agentes estimulantes del sistema nervioso central que no afecten al sueño nocturno así como incorporar tratamientos que aporten hipocretina.

Causas, síntomas y tratamiento de la narcolepsia en niños
5 (100%) 1 vote