Menú de Nochevieja para niños

menu-nochevieja-ninos

La temporada de Navidad trae consigo un gran número de días de fiesta en los que se hacen comidas y cenas para todos los gustos. Preparar un menú Navidad niños no es tan difícil como podríamos llegar a pensar, por varias razones. Primero porque no comen tanto como un adulto y segundo porque prácticamente todos los niños disfrutan comiendo cosas sencillas.

Cuando pensamos en un menú de Nochevieja para niños hay que tener en cuenta que debe ser algo diferente, algo que no suelan comer normalmente y que haga que una comida o cena se convierta en algo muy especial, pero sobre todo, que lo disfruten al máximo.

Se recomienda que para este día tan especial, lo mejor es elegir un menú que sea sencillo pero a la vez que les resulte atractivo y sea fácil de comer. Recordemos que a muchos niños, “les llena más el ojo que la tripa” y seguro que con una presentación original, caen rendidos a lo que les hayamos preparado para la comida o la cena.

A la hora de preparar un menú Navidad niños hay que tener presente que siempre hay que contar con algo de verdura, alimentos proteicos como carne o pescado, algo de hidratos de carbono (aunque no demasiado porque de noche no es recomendable), fruta y agua para beber o algún zumo que sea 100% natural.

Opciones de menú de Nochevieja para niños

En cuanto a entrantes se puede optar por varias alternativas como unos canapés variados, unas brochetas de tomate cherry con queso de cabra o de queso blanco con mermelada. Sin duda, una formidable forma de comenzar una comida.

Una buena alternativa antes de llegar al primer plato es tomar un consomé, una crema de marisco o de calabacín. Si a ello le sumamos unos taquitos de jamón por encima, unos pocos costrones de pan y un chorrito de nata, seguro que habremos acertado de lleno.

Como primer plato puede haber propuestas más elaboradas como una pechuga pequeña de pavo con bechamel y queso gratinado, lomo a la naranja con guarnición de verduras, una rodaja pequeña de salmón a la plancha al limón sobre una cuna de patatas panadera cocidas o un poco de puré de patata con pulpo a la brasa y un toque de aceite de oliva.

Tras esta fantástica comida, llega el momento de celebrar las campanadas y las uvas son indispensables. A pesar de ello, se pueden cambiar por gominolas cortadas en trozos pequeños, trocitos de queso, cacahuetes, trozos de fruta o cualquier otro producto que le guste al niño.

Para finalizar esta fantástica comida, se pueden comer dulces como los tradicionales turrones navideños, harta helada, helados o brazo de gitano entre muchas otras propuestas.

Y tú… ¿qué tienes pensado para esta Nochevieja?

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>