Dentro de las muchas clases de trastornos del habla que pueden tener los niños se encuentra la disfasia, conocida también como Trastorno Específico del Lenguaje. Se suele manifestar en forma de alteración en la expresión así como en la comprensión del lenguaje.

Los niños que cuentan con esta enfermedad pueden llegar a tener serias dificultades para poder entender lo que otra persona les está diciendo. Asimismo, no suelen ser capaces de expresarse de una forma coherente, llegando incluso a utilizar palabras que no tienen coherencia, lo que les produce una gran frustración.

¿Qué causa la disfasia?

En muchos casos, es difícil saber cuál es el motivo real que ha desencadenado esta afección, aunque se sabe que las lesiones cerebrales pueden tener que ver con el desarrollo de este trastorno. En algunos niños, la disfasia puede guardar relación con la falta de oxígeno al nacer, alguna clase de enfermedad infecciosa como puede ser la meningitis, etc.

En algunos niños, puede estar relacionado con la falta de oxígeno al nacer, el traumatismo craneoencefálico en el momento del parto, o enfermedades infecciosas, como la meningitis, por ejemplo, que afectan al sistema nervioso central.

Ver artículo relacionado:  ¿Qué es la disartria infantil?

Tipos de disfasia

En lugar de hablar de grado de gravedad de la disfasia, hay que destacar la existencia varios de tipos este trastorno. Una de ellas es la disfasia sensorial o receptiva, la cual es conocida como sordera verbal Este tipo está caracterizado por una comprensión del lenguaje limitada a pesar de tener una audición normal.

La disfasia motriz o expresiva es otro de los tipos y se caracteriza porque la persona comprende bien pero no puede expresar con facilidad sus ideas en palabras. Además, trae consigo diferentes dificultades como la dispraxia verbal, la incapacidad para realizar los movimientos para articular los sonidos. A ello, hay que sumar la alteración en la producción fonológica, donde se produce una articulación errónea en los sonidos.

Otro modo de disfasia es aquel el que se encuentra la disfasia mixta, la cual comprende tanto la sordera verbal como el déficit sintáctico fonológico.

Síntomas de este trastorno

En la disfasia debemos tener en cuenta los síntomas relacionados tanto con la expresión como con la comprensión. En cuanto a la expresión se encuentran síntomas como una pobre forma de comunicación, omisión de elementos gramaticales, problemas para utilizar correctamente los pronombres personales, uso de verbos de forma atemporal, etc.

Ver artículo relacionado:  ¿Qué es la disfemia infantil?

En lo referente a la comprensión, algunos síntomas pueden ser problemas para recordar frases largas, repetición de palabras sin conocer su significado, alteraciones en su ritmo, dificultad de aprender de una lectura, déficit de atención e hiperactividad, etc.

Diagnosis de la disfasia

Para conocer que se trata de este trastorno del lenguaje, es importante acudir a un especialista para que éste pueda hacer un examen que lo pueda determinar. En este caso se puede realizar una evaluación cognitiva, donde se analiza la memoria visual, capacidad de imitación, atención, etc. También se evalúa la morfotintaxis, aspectos suprasegmentales, fonología e incluso una entrevista con la familia.

Qué es la disfasia: Trastornos del habla en niños
Puntua este artículo