Cómo perder el miedo al parto

como-perder-miedo-al-parto

Es normal que muchas mujeres, sobre todo las que van a ser madres primerizas, tengan miedo al parto. Como es lógico, existe una gran preocupación porque el pequeño se encuentre bien en todo momento, pero otro aspecto que preocupa mucho es poder sufrir un desgarro y mucho dolor durante el parto.

Miedo y ansiedad antes del parto

Es importante tener en cuenta que cuanto más cerca está la fecha del nacimiento del bebé, muchas mujeres comienzan a experimentar una gran ansiedad, algo completamente natural pero que es algo bastante incómodo.

La ansiedad continuada y la tensión que se produce, puede provocar un importante bajón en el estado de ánimo e incluso depresión durante el embarazo, algo que no es bueno para el desarrollo del parto.

Está demostrado que tanto el miedo como la ansiedad son factores que pueden llegar a afectar el desarrollo del embarazo. Diferentes estudios coinciden en que aquellas mujeres que tienen miedo a dar a luz, suelen tener un embarazo más largo. En caso de que exista un temor cerval el parto puede llegar a alargarse hasta una hora y media.

Por ello, es tan importante superar estos sentimientos de ansiedad y miedo al parto para que todo vaya correctamente y no haya ningún problema, pero… ¿qué se puede hacer en estos casos?

Los expertos recomiendan ir a los cursos de educación maternal. Se trata de cursos formativos donde las futuras mamás conocerán de primera mano qué es lo que van a vivir, cuál es el proceso del parto y algo muy importante, aprender a respirar y a relajarse, algo que les resultará de gran ayuda llegado el momento.

Otra alternativa es buscar el apoyo y asesoramiento de la matrona, quien se convertirá en la mejor compañera de la futura mamá y parturienta. Compartir con ella todas las dudas y el miedo que se tenga resultará muy beneficioso y contribuirá a eliminar el miedo al parto.

Lo mismo sucede con la pareja, quien se debe convertir en un pilar indiscutible sobre quien apoyarse en los momentos duros. Compartir los temores con la pareja contribuirá a liberar tensiones y miedos antes de que llegue el momento, algo que no hay que dudar hacer en cualquier momento. Seguro que si lo hacéis, acabaréis viendo las cosas desde otra perspectiva.

Algo que ayudará mucho a la mujer en estos casos son las técnicas de relajación. Se pueden aprender en clases para el parto o en un centro de yoga, por ejemplo. Éstos ayudarán a reducir notablemente el nerviosismo, miedo, tensiones y las molestias.

Para finalizar, la futura mamá no debe olvidarse de que el parto es un proceso natural por el que han pasado miles de millones de mujeres en toda la historia y que no tiene por qué provocar ni malestar ni miedo.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>