Una de las preguntas que se hacen muchas mujeres que serán madres primerizas es sobre cómo serán los síntomas cuando se llega a la aproximación del parto.  Aunque se reciban muchos consejos por parte de la familia o de amistades, siempre queda esa duda porque es una situación que nunca se ha pasado.

¿Qué síntomas revelan la proximidad del parto?

Lo normal es que durante los últimos días del parto la madre note diferentes síntomas que indican que el embarazo está llegando a su fin. Hay síntomas que revelan que el parto está muy próximo y esto no solo puede ser observado por un médico sino que la propia mujer puede notarlo fácilmente.

Es importante recordar que los síntomas no revelan necesariamente la inmediatez del parto, lo cual puede ocurrir antes de que aparezcan los síntomas y también que no siempre se producen los mismos síntomas en todas las mujeres.

Aproximadamente, unas dos semanas antes del parto, la mujer comenzará a notar las contracciones, que son las que anuncian la llegada del parto. Hay que decir que los dolores no son demasiado intensos ni tienen una duración igual a las típicas contracciones naturales del parto.

Ver artículo relacionado:  Cómo perder el miedo al parto

A medida que se va acercando el momento, el bebé va bajando poco a poco hacia las caderas, algo que notará la madre dado que verá que puede respirar mejor que hace unos meses. Esto es posible porque podrá expandir sus pulmones más fácilmente.

No hay que olvidarse que poco a poco irá desapareciendo esa sensación de reflujo estomacal y de las digestiones pesadas, algo muy común durante el embarazo. Otros avisos que dará el cuerpo de la mujer son un poco más molestos como por ejemplo los calambres musculares en la zona de la pelvis y en los muslos. Asimismo costará un poco más caminar, algo que se debe a la presencia de la cabeza del bebé, que comprime los tendones y nervios de la zona de la pelvis.

Otro aspecto muy común a la hora de aproximarse el embarazo es que la vejiga de la mujer no se expande de manera correcta y no tiene capacidad para almacenar grandes cantidades de orina, lo que hace que la mujer vaya al baño con mucha frecuencia en bastantes ocasiones al día a pesar de que la cantidad de orina puede ser muy poca de cada vez.

Ver artículo relacionado:  Síntomas de parto

Los especialistas recomiendan extremar las precauciones de higiene íntima durante estos días para evitar contraer alguna clase de infección de orina.

Para finalizar, cuando se acerca el momento de dar a luz, es normal que las mujeres embarazadas sientan cada vez más nervios e incomodidad, su instinto les avisa de que se acerca el momento que tanto tiempo llevan esperando.

¿Cómo saber que se aproxima el parto?
Puntua este artículo