La expulsión del tapón mucoso

expulsion tapon mucoso

La expulsión del tapón mucoso es una de las señales clásicas del preparto que avisan a la madre de que el cuello uterino se está dilatando y que el parto se aproxima, lo cual no quiere decir que éste sea inminente. El tapón mucoso es una sustancia de apariencia gelatinosa que puede presentarse teñida de sangre. Esto es porque el tapón mucoso cierra el cuello del útero y sirve de separación entre éste y la vagina. Su misión básica podemos determinar que es la de proteger la matriz de la futura madre de toda clase de infecciones.

El tapón mucoso se forma entre la cuarta y la sexta semana del embarazo. Pese al “impacto visual” que la expulsión del tapón mucoso puede provocar en ciertas madres y padres primerizos, estamos ante un proceso perfectamente normal que no es sinónimo de inminencia del alumbramiento y del trabajo preparto.

En este sentido, desde la expulsión del tapón mucoso hasta que, efectivamente, nazca el bebé pueden llegar a pasar semanas. En este sentido, los especialistas suelen recomendar que, para determinar la inminencia o no del parto, las mamás se fijen en la frecuencia e intensidad con que se producen las contracciones. En este sentido, al comienzo del trabajo preparto, las contracciones se producirán con una frecuencia de entre 15 minutos y media hora, con una duración de unos 15 segundos. Cuando éstas reduzcan su periodicidad a los 10 minutos entre una y otra y se acerquen al minuto de duración, sabremos que el parto se aproxima.

El tapón mucoso es una secreción gelatinosa de tamaño no excesivamente grande, por lo que la madre puede irlo expulsando de manera gradual o hacerlo al orinar, por lo que su salida podría pasar fácilmente desapercibida.

Es necesario que las madres sepan distinguir entre la expulsión del tapón mucoso y la pérdida de líquido amniótico. Mientras que el tapón mucoso es una secrección gelatinosa y densa, el líquido amniótico es, en efecto, un líquido de menor densidad y un olor y color muy característico. En este sentido, en cuanto la madre tenga la mínima sospecha de que podría haber experimentado una pérdida de líquido amniótico debe de acudir inmediatamente a su ginecólogo.

Tanto para las madres que se encuentren preparando el parto, como para las recién estrenadas mamás, la web de Letsfamily incluye todo tipo de noticias, consejos y reportajes de utilidad, para las distintas fases del embarazo y del crecimiento del bebé.

 

 

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>