Tipos de parto

tipos de partos

El del parto es el momento que representa la verdadera culminación del embarazo. Han sido meses de verdadera aventura en los que una pequeña vida ha ido creciendo en tu interior. Hoy es el día en el que le vas a ver la carita a tu bebé. Hay distintos tipos de partos que te vamos a mostrar en Joven Bebé.

 

Parto Natural

 

Este tipo de parto es, en esencia, aquel en el que la mamá no requiere de ningún tipo de anestesia o medicación para llevar a término el proceso.  En este caso, la preparación previa es esencial para que la madre pueda controlar mejor el parto, sin que tengan que intervenir los analgésicos ni haya complicaciones. Los masajes perineales, aprender técnicas de respiración o los ejercicios de kegels son, en este caso, tus mejores armas.

 

Con el parto natural la mamá siente mejor los esfuerzos del bebé y puede ayudarle mejor en su llegada al mundo. Además, muchos expertos coinciden en que la recuperación postparto de la madre es más rápida.

 

Parto por cesárea

 

En este parto se practica una incisión de tipo quirúrgico en el abdomen y la zona del útero de la mamá (no es, por tanto, lo mismo que una episiotomía) para facilitar la salida del bebé. En este caso, los especialistas recomiendan esta práctica cuando el parto vaginal pudiera presentar complicaciones para el bebé o la madre (distocia, sufrimiento aparente del bebé, infecciones en el útero, nacimientos múltiples o bebés de gran tamaño…). De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el 15% de los partos que se llevan a cabo en los países desarrollados son de este tipo.

 

Parto en el agua

 

Esta modalidad se popularizó en los años 60, tanto en el Viejo Continente como en EEUU, aunque se cree que es una práctica que el hombre conocía y llevaba a cabo desde hace miles de años. Los defensores del parto en el agua señalan que la madre y el pequeño reducen, mediante esta práctica, sus niveles de ansiedad. Además, si se realiza correctamente, ayuda a que se produzcan menos lesiones y desgarros en el periné, no impide que se le administre medicación y analgésicos a la madre y proporciona una gran libertad de movimiento. Las posibilidades de que el bebé inhale agua o las dificultades para emplear equipos de registro y monitorización de las constantes del bebé son algunas de las desventajas de este tipo de parto.

 

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>