Parto natural

parto natural

El parto es la culminación del embarazo. Un momento en el que la mujer trae una pequeña vida al mundo. Una vez que las contracciones que experimenta la inminente mamá se reproducen cada 5 minutos el cuerpo está avisando de que es el momento de comenzar a empujar de cara a que esa personita que lleva en su vientre pueda “presentarse en sociedad”.

La Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) define parto natural como aquel en el que la madre lleva a término el proceso de gestación “y no implica más intervención que el apoyo integral y respetuoso del mismo”.

En efecto, el parto natural es aquel en el que la madre no toma ningún tipo de medicación para el dolor ni recibe anestesia de ninguna clase, lo que le permite controlas su cuerpo totalmente y participar en todo el proceso de alumbramiento. De acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud, los partos por cesárea, en los que se hace necesaria la anestesia, son 5 de cada 10 en la sanidad pública, cifra que aumenta hasta el 70% en el sector privado.

Preparación del parto

FAME insiste en las ventajas de la preparación, con especial atención al masaje perineal, para reducir la necesidad de analgésicos o anestesia, así como para evitar posibles desgarros y dolores. Del mismo modo, los ejercicios de Kegels pueden ayudar a reforzar la zona del periné de cara al parto vaginal. Recomendamos que acudas a un especialista que te ayude a aprender a controlar la respiración y te proporcione herramientas de relajación que puedas aplicar en algún momento del alumbramiento. Toda la ayuda con la que cuentes, créenos, será bien aprovechada.

Beneficios del parto natural

Tenemos claro que el principal punto negativo del parto natural tiene que ver con el dolor. Sin embargo ¿sabemos cuáles son sus ventajas? Mediante el parto natural la madre asume el control y siente los movimientos y esfuerzos del pequeño, con lo que puede ayudarle a salir de manera más eficaz. Del mismo modo, el proceso de recuperación posterior al parto es mucho más rápido y, además, permite a la futura mamá una gran movilidad.

Sin embargo, si tenemos que quedarnos con el principal beneficio de este tipo de parto, probablemente, el que la mayoría de las madres que optan por este método señalarían es el de la posibilidad de experimentar en plenitud un momento que, como la vida misma, es duro, doloroso y complejo, pero maravilloso e irrepetible al fin y al cabo.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>