Los ejercicios de Kegels fortalecen de manera eficaz los músculos del suelo pélvico, que son los que sustentan el útero o el recto. La ventaja de este tipo de ejercicios es que se pueden realizar de manera sencilla y discreta, prácticamente en cualquier momento. Hay un buen número de factores que pueden contribuir al envejecimiento del suelo pélvico, tales como el embarazo y el alumbramiento o, simplemente, la edad y el sobrepeso.

Este tipo de ejercicios se llaman así por Arnold Kegel, el doctor que los desarrolló en los años cuarenta. Precisamente, el objetivo de los mismos era la lucha contra la incontinencia urinaria.

Importancia de los ejercicios de Kegels para embarazadas

Este tipo de ejercicios son especialmente recomendables para las embarazadas o las mujeres que acaban de dar a luz, ya que ayudan a prevenir problemas de incontinencia urinaria.

Alrededor de 4 de cada diez embarazadas y mamás que acaban de dar a luz sufren en el mundo problemas de incontinencia urinaria. Además de en estos casos, los ejercicios de Kegels pueden servirde ayuda a aquellas mujeres que tienen problemas para experimentar un orgasmo en plenitud.

Ver artículo relacionado:  Gimnasia postparto

Puesta en práctica

Antes de comenzar a realizar los ejercicios es necesario que la mujer identifique de manera exacta la zona sobre la que trabajar. Una vez identificados (y con la vejiga vacía), túmbate de espaldas y aprieta con suavidad los músculos del suelo pélvico y mantén la contracción durante seis o siete segundos y repite cuatro o cinco series, con unos segundos de descanso entre serie y serie. Lo ideal es practiques estos ejercicios unas tres o cuatro veces al día.

Los ejercicios de Kegels no son patrimonio exclusivo de las mujeres que van a dar a luz o acaban de hacerlo. Estas rutinas también son recomendables, con sus adaptaciones, para hombres. En el caso de los varones, además de para solucionar problemas de incontinencia urinaria, estos ejercicios se recomiendan para la eyaculación precoz, mantenimiento de una buena salud prostática y potenciar el orgasmo.

Ver artículo relacionado:  Kangatraining, ponte en forma con tu bebé

El tai-chi, el yoga o la práctica del Pilates también ayudan a que el suelo pélvico de la mujer se refuerce de manera considerable, sin embargo la ventaja de los ejercicios de Kegels está en su simplicidad.

En definitiva, estamos ante una opción que representa un arma preventiva de primer orden, así como una alternativa de recuperación natural y tremendamente sencilla, ideal para las nuevas mamás y aquellas que están a punto de serlo.

Ejercicios de kegels
Puntua este artículo