Los cambios que notarás en tu cuerpo después del parto

cambios

Después del parto, el cuerpo de la mujer se enfrenta  grandes cambios. Para que no te pillen por sorpresa cuando te mires al espejo tras haber tenido a tu bebé, en este artículo vamos a tratar de explicarte qué le va a ocurrir a tu cuerpo cuando llegue el momento. Algunos cambios físicos son temporales, pero otros pueden durar toda la vida. Y es que la maternidad nos deja huellas imborrables por dentro y por fuera.

Los cambios que notarás en tu cuerpo después del parto

-          Estrías y varices: Es normal que tras el parto puedan aparecer estrías en la tripa y el pecho debidas al gran estiramiento que ha sufrido tu piel. Para prevenir su aparición procura mantener tu piel hidratada durante todo tu embarazo, bebe mucha agua, haz ejercicio regularmente y utiliza una crema antiestrías hasta dos o tres meses después del parto.

-          Manchas en la piel: Pueden aparecen manchas por los cambios hormonales del embarazo que suelen desaparecer a las pocas semanas de haber dado a luz. Recuerda que es muy importante aplicarse protección solar antes de salir a la calle.

-          Celulitis: También debido a los cambios hormonales puede aparecer o incrementarse la celulitis o la piel de naranja. El ejercicio, la alimentación saludable y los masajes diarios en la zona afectada pueden ayudar a reducir la celulitis.

-          Incontinencia urinaria: Los músculos del suelo pélvico se resientes durante el embarazo y el parto, por eso es posible que sufras algunos escapes de orina. Las molestias suelen remitir en un par de semanas si se han realizado ejercicios para fortalecer el periné (ejercicios de Kegel) durante el embarazo. Si no, pueden duran bastantes días más.

-          Caída de cabello: Tranquila, a los pocos meses del alumbramiento, el cabello recuperará su aspecto y volumen habitual. Puedes usar algún tratamiento anticaída o un champú fortalecedor si te preocupa mucho este tema.

-          Cambios en los senos: Con la subida de leche puede que notes cambios de tamaño y coloración en los pexones y las areolas , que te duela un poco o que experimentes  fugad de leche. Es normal. También es posible que notes tus pechos más pequeños tras el destete. Es un proceso pasajero, en unos pocos meses los pechos volverán a crecer.

-          Sudoración excesiva: Tu cuerpo necesita deshacerse de todos los líquidis adicionales que acumuló durante el embarazo. No es preocupante. Hidrátate adecuadamente y aumenta las medidas de higiene si lo necesitas.

Y tú, ¿qué cambios notaste en tu cuerpo tras el parto?

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>