Estreñimiento postparto

estreñimiento postparto

El estreñimiento postparto es una afección en cierta manera tabú, que genera una sensación de estigma en aquellas mujeres que la sufren, pese a que estamos ante una consecuencia del alumbramiento que es mucho más usual de lo que podría parecer. Por poner un ejemplo de lo comunes que son estas afecciones, podemos aportar el dato de que en el Reino Unido se emiten casi 15 millones de recetas cada año para productos laxantes y que facilitan el tránsito intestinal. De acuerdo con los datos que la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) maneja, una de cada cinco consultas de atención primaria en nuestro país están relacionadas con este tipo de trastornos del aparato digestivo.

Causas que pueden motivar el estreñimiento posparto

El ejercicio físico y consumir una dieta rica en fibra pueden servir como actuaciones preventivas. De acuerdo con un informe elaborado por la World Gastroenterology Organization los principales factores de riesgo para que la población general sufra problemas de estreñimiento son la edad, los bajos niveles de actividad física, el decaimiento anímico o depresión, una dieta con bajo aporte calórico, ciertas interacciones producidas por la medicación… curiosamente, ser mujer podría considerarse otro de estos factores de riesgo (si nos permite el lector la licencia), ya que en las féminas la incidencia del estreñimiento es considerablemente mayor que en los varones.

En este sentido, el estreñimiento y la presión que se ejerce en la zona pélvica y anal durante el embarazo pueden llegar a derivar en la aparición de hemorroides postparto.

Las causas directamente asociadas al embarazo que justifican una menor frecuencia de las deposiciones tienen que ver con los cambios hormonales ligados a este proceso. Así, durante el embarazo, los mayores niveles de progesterona (hormona esteroide asociada al ciclo menstrual) de la mujer conducen a una menor motilidad gastrointestinal.

Remedios eficaces para el estreñimiento posparto

Los cambios hormonales y la mayor presión que el útero ejerce sobre el intestino suelen justificar una mayor incidencia del estreñimiento entre las embarazadas. La práctica de ejercicio moderado (paseos, estiramientos, yoga, tai-chi…), el consumo de líquidos o un mayor aporte de fibra en la dieta pueden ayudar a solucionar de manera sencilla este tipo de problemas. Obviamente, si el problema persiste se debe solicitar el consejo de un especialista en la materia. En el periodo de lactancia debe evitarse el consumo de laxantes, aunque el médico del paciente podría considerar el empleo de otras alternativas más naturales.

En la web http://www.letsfamily.es hay un buen número de artículos relacionados con la alimentación más adecuada durante la gestación y la lactancia, así como sobre aquellas actividades recomendables para que las nuevas mamás recuperen el tono físico tras el embarazo de manera progresiva.

Puntua este artículo

2 comments

  1. Avatar de Letsfamily Laura   •  

    Hola super interesada en el parto nartual. Porfavor enviarme informacion acerca de los.costos y que debo hacer. Aun no estoy embarazada pero deseo planearlo bien.

  2. Pingback: Legumbres en el postparto - Joven bebé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>